Déficit de atención Déficit de atención Déficit de atención

El déficit de atención (TDA) es un trastorno de conducta que afecta a muchos niños en el mundo. Suele presentarse sin hiperactividad, donde las dificultades más evidentes tienen que ver con la falta de concentración y atención del niño; pero con más frecuencia con hiperactividad, donde a esta ‘distracción’ se le suma la incapacidad para controlar los impulsos y el cuerpo a nivel motriz.

¿Cómo identificar a un niño con déficit de atención? Por lo general, el niño que lo padece no logra centrarse por mucho tiempo en una sola cosa tanto en la casa como en la escuela. Por el contrario, se distrae fácilmente aún si el tema o juego es algo que lo entretiene o motiva, y trata de evitar aquellas actividades que le demanden un esfuerzo mental. Además, le será difícil entender y seguir instrucciones, terminar las tareas que se le asignen y organizarse a todo nivel. Hay también tendencia a los olvidos o a perder objetos en situaciones cotidianas, todo ello sin intención sino debido a una real incapacidad para lograrlo.

Es muy importante que si el maestro detecta alguna de estas señales no se apresure al diagnóstico, ya que muchos niños presentan dichos síntomas por falta de motivación o por problemas emocionales que tienen que ver con conflictos en casa. Es el especialista quien deberá evaluar el caso y asignar alguna terapia, en la que padres y maestros tomarán un rol protagónico.