¿Cuál es el límite de contacto entre maestros y alumnos en redes sociales? Algunas pautas a considerar ¿Cuál es el límite de contacto entre maestros y alumnos en redes sociales? Algunas pautas a considerar ¿Cuál es el límite de contacto entre maestros y alumnos en redes sociales? Algunas pautas a considerar

Los nuevos medios de comunicación social pueden ofrecer beneficios educativos tremendos. Hay muchas propuestas que demuestran el potencial que tienen las redes sociales como una herramienta del docente para complementar la enseñanza en el aula. Sin embargo, como diría el tío Ben Parker: “Un gran poder conlleva una gran responsabilidad”.

El papel del docente actual se complica debido a smartphones, tablets y laptops, herramientas que no tenían los estudiantes hace 20 años. Ante esto, la utilización de redes sociales para acercarse al alumnado y persuadirlos de continuar en el mundo digital los temas que se vieron en clase es una alternativa válida y con eficacia comprobada.

Nuevos beneficios también traen nuevos problemas. ¿Cómo un maestro debe abordar e interactuar con sus pupilos en las redes sociales apropiadamente? A continuación, veremos algunas pautas interesantes que se implementaron en la Ciudad de Nueva York para controlar el trato entre alumnos y maestros vía wifi.

Dibuja claramente la línea

Padres de familia y autoridades educativas en Estados Unidos alzaron la voz de alarma sobre la facilidad con la que los profesores pueden interactuar digitalmente con los estudiantes, y el potencial uso indebido que podría traer esta situación.

Se implementaron una serie de regulaciones que buscaron fiscalizar el trabajo del docente. En primer lugar, cualquier profesor que quisiera interactuar con sus alumnos debía separar su cuenta personal en redes sociales y crear una cuenta específicamente para la labor de la docencia. En segundo lugar, los profesores no pueden interactuar directamente con los alumnos, deben hacerlo por medio de grupos creados para cada clase. Los alumnos solo pueden formar parte de estos grupos con el permiso de sus padres. Por último, una autoridad educativa debe estar presente en el grupo para controlar el trato entre docentes y alumnos.

Olvídate de la privacidad

Los profesores que pretenden usar las redes sociales para interactuar con sus alumnos son conscientes del compromiso y responsabilidad que esto trae consigo. De todas formas, las autoridades escolares están alertas para evitar comportamientos cuestionables.

Lo virtual es una extensión del mundo real

La mejor forma de que un docente se maneje adecuadamente en las redes sociales es que tenga una regla clara: “Si un comportamiento en particular es inapropiado en el salón de clases o lugar de trabajo, también lo será en las redes sociales”.

¿Qué te parecen las normas que implementó la Ciudad de Nueva York? Hay que tener en cuenta que todo se hace pensando en el bien común de los niños y su aprendizaje. Recuerda que el papel del docente es enseñar, explicar e inspirar a las nuevas generaciones.