Esto es lo primero que deberías hacer si tienes un alumno resfriado  Esto es lo primero que deberías hacer si tienes un alumno resfriado Esto es lo primero que deberías hacer si tienes un alumno resfriado

Cuando llega el frío llegan también los resfriados, y uno a uno tus alumnos van a ir dejando sus carpetas vacías. Si no quieres tener que posponer algunas lecciones por falta de quórum, te recomendamos que le des una mirada a la siguiente nota.

El resfriado es causado por un virus: la única manera de curarse es dejar que el organismo lo derrote. Ya sabes lo que dicen: “dura siete días con medicinas y una semana sin ellas”. No hay manera de recuperarse en dos o tres días. Lo máximo a lo que puedes aspirar es a mitigar sus síntomas.

¿Qué hacer para que no se enferme toda la clase?

Cuando un alumno acude enfermo a estudiar lo mejor es enviarlo a su casa. Sin embargo, no todos los estudiantes van a presentar síntomas tan fuertes como para volver a sus hogares. En ese caso, como maestro debes asegurarte que todos se queden con sus propios microbios sin contagiar a los demás.

Olvídate de hacer una zona de cuarentena. Al estornudar los gérmenes viajan hasta un metro en el aire. Sería imposible mantener estos gérmenes aislados en un lugar con muchas personas.

Lo recomendable es fomentar en tus alumnos los siguientes hábitos:

  1. Siempre taparse la boca con papel desechable al estornudar.
  2. Lavarse las manos después de estornudar (cada vez).
  3. Evitar darle la mano a las personas si estás enfermo.
  4. No tocarse la cara.
  5. Mantener limpias y desinfectadas las superficies del salón.

Estudiantes sanos

A tus alumnos sanos debes mantenerlos así. Procura que coman frutas, en especial vitamina C (mandarinas, naranjas, toronjas y más). Además, otra acción básica para prevenir o curar el resfriado es tomar abundante agua. Siempre es un éxito repartir fruta y agua en el salón, proponlo en tu colegio para que sea una política de todos los inviernos.

Si el uniforme escolar solo cuenta con una chompa delgada como prenda de mayor abrigo. Permite que los alumnos lleven lo que consideren necesario para plantarle cara al clima. Recuerda que es mejor tener un alumno ligeramente mal uniformado que un alumno enfermo.

Actúa rápido

Tu papel como docente es fundamental para que no se propague el virus por la clase. Incentiva la limpieza y los buenos hábitos. Recuerda que el resfrío no es causado por el frío, sino por el virus del resfriado. Por este motivo, debes elevar las defensas de tus alumnos. Si ves a uno de ellos con síntomas, inmediatamente indícale las precauciones para no contagiar a sus compañeros. Por último, envíalo a su casa para que se recupere. En una semana volverá como nuevo.