Aprende a detectar a tiempo problemas de vista en tus alumnos Aprende a detectar a tiempo problemas de vista en tus alumnos Aprende a detectar a tiempo problemas de vista en tus alumnos

Los problemas de vista pueden aparecer desde muy temprana edad. De hecho, se calcula que en nuestro país 3 de cada 100 niños en edad escolar de 6 a 11 años de edad padece algún problema óptico como miopía, astigmatismo e hipermetropía, según información del Instituto Nacional de Oftalmología.

De no ser detectados y tratados a tiempo, estos impedimentos visuales pueden tener una repercusión negativa en el desempeño del estudiante. Los maestros juegan un rol crucial para una detección y diagnóstico oportuno, pues son ellos quienes pueden notar cuándo un alumno tiene problemas para ver bien la pizarra o los libros que lee. No dejes que ningún alumno se retrase por no poder ver bien. ¡Comparte estos consejos!

¡Atención!

El desarrollo del niño depende mucho del desarrollo de la visión. Un niño que no puede ver bien tendrá problemas de aprendizaje y sociabilización. Los especialistas indican que el “30% del fracaso escolar se debe a alteraciones visuales, tales como ojo vago, la miopía, la hipermetropía, el astigmatismo o el estrabismo”. Sin embargo, un docente atento descubrirá el problema y lo solucionará en un santiamén.

¿Cuándo recurrir a un especialista?

Tu rol como docente te ayudará a detectar cuáles de tus alumnos se están quedando atrás en las lecciones debido a que no ven bien. Repasemos las señales:

  1. Permanentes parpadeos
  2. Errores al copiar de la pizarra
  3. Mala caligrafía
  4. Faltas de ortografía
  5. Dificultad para leer
  6. Acercarse mucho al papel para escribir
  7. Tendencia a guiñar un ojo

Estos síntomas pueden ser consecuencias de problemas de enfoque o percepción.

Avisa a los papás

Probablemente los papás ya se esperan que su hijo tenga algún problema de visión. Estadísticamente, los hijos de padres con problemas de visión tienen un 50% de posibilidades de desarrollarlos también.

Sin embargo, si el niño necesita anteojos es indispensable que empiece a usarlos cuanto antes y no postergar la visita al oftalmólogo. Mientras más pequeño sea el niño más fácil se acostumbrará a los anteojos.