Algunas cosas que deberías conocer acerca del virus Zika Algunas cosas que deberías conocer acerca del virus Zika Algunas cosas que deberías conocer acerca del virus Zika

Organízate, infórmate y previene un contagio

Al momento de escribir esta nota, según la OMS, cerca de 30 países en el mundo han reportado casos confirmados de pacientes con Zika. La alerta se ha lanzado y es posible que estemos ante una potencial epidemia global del virus. Pero estar alertas no equivale a desesperarnos ni asustarnos, sino a informarnos y tomar todas las medidas preventivas. No se sabe mucho sobre las causas de este brote epidémico, pero felizmente sí sabemos cómo controlarlo y evitarlo.

  • El mosquito aedes aegypti es quien difunde el virus. El contagio se produce cuando el mosquito pica a una persona infectada y después a una sana. Por ello una de las primeras medidas a tomar siempre es el aislamiento del paciente. Para evitar que los mosquitos tengan acceso a la sangre del paciente.
  • Si bien han habido reportes en las últimas semanas de algunos casos de contagio entre personas, de momento eso no se puede confirmar. Lo cierto es que el Zika es una enfermedad asintomática en la mayoría de casos. Si acaso el paciente presentara síntomas, estos podrían manifestarse entre dos a quince días después del contagio.
  • Algunos de los síntomas incluyen irritación en la piel, molestias en los ojos, fiebre, dolor de cabeza, naúseas y dolores musculares. No existe aún evidencia concluyente de la relación directa entre casos de bebés que nacen con microcefalia y madres contagiadas de Zika. Hace falta investigar más para determinar si es que no hay otros factores en juego. De momento, algunos países han sugerido a la población femenina no embarazarse hasta que se esclarezcan estas dudas.
  • En algunos casos de Zika se ha reportado pacientes diagnosticados también con síndrome de Gillain-Barré, una enfermedad autoinmune que paraliza las extremidades del cuerpo. Como con la microcefalia, aún es prematuro adelantar correlaciones.
  • En nuestro país existen campañas permanentes para la prevención del dengue, enfermedad que se transmite a través del mismo mosquito del Zika. Es por ello que las mismas medidas preventivas deben tomarse: evitar tener reservorios de agua empozada, cubrirse las extremidades, utilizar repelente de manera permanente y aislar a pacientes que presenten síntomas. Además, se están coordinando operativos de fumigación en zonas de alto riesgo.

Una crisis de salud pública nos concierne a todos. Antes de caer presas del pánico y la desinformación, lo mejor es organizarnos y concentrar esfuerzos en informarnos adecuadamente y ser lo más precavidos posibles para evitar un contagio.