Aprende a leer la información nutricional en las etiquetas Aprende a leer la información nutricional en las etiquetas Aprende a leer la información nutricional en las etiquetas

Entérate de lo que comen realmente tus hijos

'Nadie las lee, realmente', afirman quienes se oponen a cualquier intento de exigir mayor información para el consumidor en los productos comestibles. Y si bien es cierto que desafortunadamente la mayoría de la gente no se toma el tiempo para leer las etiquetas de los alimentos envasados que compra, ello no quiere decir que sea una práctica aceptable.

De hecho, dedicar unos momentos a una inspección cuidadosa de la etiqueta, sobre todo cuando estamos haciendo las compras para la lonchera y alimentación de nuestros hijos. Pero es clara esta información? ¿Es posible entenderla de golpe sin conocer de compuestos, preservantes y términos técnicos? Totalmente.

De lo que se trata es de evaluar si aquello que estás comprando es una comida que contribuye a una alimentación balanceada. Para ello, la mayoría de comestibles incluye una tabla en la que separa los ingredientes del producto en grupos: grasa, colesterol, sodio, vitaminas y minerales. Asimismo, la cantidad de calorías y azúcar en el producto ayudan a tener una idea clara de cuánto se está ingiriendo de determinado componente.

Sin embargo, para poder contextualizar bien medidas y proporciones, es necesario revisar la etiqueta y ver a qué porcentaje de la ingesta diaria recomendada equivale ese producto. Normalmente los fabricantes de productos azucarados solo incluyen en la tabla de la etiqueta la cantidad en gramos de azúcar que se debe consumir, pero nunca a qué porcentaje.

La Organización Mundial de la Salud aconseja consumir diariamente no más de 25 gramos de azúcar, lo que equivale aproximadamente a unas doce cucharaditas. Ten en cuenta eso al ver la cantidad de gramos de azúcar que hay en ese jugo, esas galletas o ese cereal para los pequeños. Este tipo de directivas son las que debes tener como referencia para evaluar si lo que compras es lo más saludable y balanceado para tu familia.

Si existen restricciones alimenticias con el sodio, la grasa y los carbohidratos, con mucha más razón es necesario revisar los valores presentados en la etiqueta.