Trastornos alimentarios en adolescentes: ¿Tu hijo está comiendo bien? Trastornos alimentarios en adolescentes: ¿Tu hijo está comiendo bien? Trastornos alimentarios en adolescentes: ¿Tu hijo está comiendo bien?

Los trastornos alimentarios son muy comunes entre adolescentes, al inicio se presentan como comportamientos que pueden pasar desapercibidos a simple vista: una dieta rara o un interés repentino por el deporte. No obstante, pueden llegar a alcanzar extremos peligrosos.

Hay que estar pendientes si nuestros hijos mantienen una rutina saludable o se han obsesionado con su peso. En el Perú, uno de cada diez adolescentes sufre de anorexia o bulimia, es en verdad una estadística alarmante. Los padres tenemos que preguntarnos si nuestros hijos están comiendo bien o si presentan algún comportamiento sospechoso para ayudarlos de inmediato.

Bulimia y anorexia

Los trastornos alimentarios más comunes son la anorexia y la bulimia. La anorexia como síntoma deriva en miedo a engordar. Por lo general, las personas que sufren de esta enfermedad tienen una imagen distorsionada de sí mismos por lo que dejan de comer y se ejercitan en exceso.

Por otro lado, los que padecen bulimia pueden comer normalmente o en grandes cantidades que después expulsarán a través del vómito para “no engordar”. La culpa por comer y el comportamiento compulsivo son característicos de esta enfermedad.

Si bien la anorexia y la bulimia son muy similares, los anoréxicos son por lo general delgados o tienen un peso inferior al normal. Por el contrario, las personas bulímicas suelen tener un peso normal o ser ligeramente obesas.

¿Por qué ocurren los trastornos alimenticios?

Hay muchos factores que se confabulan para que un joven empiece comportamientos alimenticios dañinos. Por lo general, la enfermedad no se manifiesta a causa de un solo factor sino que es la combinación de varios factores los cuales hacen que se llegue al extremo de dejar de comer.

Factores psicológicos:

  • Baja autoestima
  • Depresión, ansiedad, ira y soledad
  • Sentimientos de falta de control sobre uno mismo
  • Dificultad para expresar sentimientos y emociones

Factores interpersonales:

  • Relaciones problemáticas con compañeros de clase o familiares
  • Haber sido acosado en la escuela a causa de su apariencia física
  • Haber sufrido violencia física o sexual

¿Cómo ayudar a tu hijo o hija si sufre de estos problemas?

Lo peor que puedes hacer es tomar un rol autoritario y obligarlo a comer. Debes ofrecerle tu apoyo emocional. Para tu hijo o hija es muy difícil sobrellevar estas enfermedades, debes ser paciente y saber manejar los cambios de humor que puedan presentarse en ellos.

Busca ayuda de un profesional especializado y acompáñalo a sus citas. Estas enfermedades, al igual que muchas otras, exigen que les des tu apoyo 24/7. Busca otra persona en la cual tú puedas apoyarte cuando te agotes emocionalmente.