Entrevista: Algunas buenas razones para hacer natación en invierno Entrevista: Algunas buenas razones para hacer natación en invierno Entrevista: Algunas buenas razones para hacer natación en invierno

Paola Salazar Labarthe es Directora de Aquatica Sports Center y una experimentada nadadora que ha representado a nuestro país en competencias internacionales y además ha entrenado a la Selección Nacional de Nado sincronizado. Conversamos con ella sobre algunos mitos y verdades respecto practicar natación en invierno. Una entrevista que muy probablemente hará que te inscribas de inmediato junto a tu familia en clases de natación, sin importar el frío. Atención.

¿Es verdad que solo se puede hacer natación en verano?

No. La natación se puede practicar todo el año con las condiciones adecuadas de infraestructura. En el caso de la etapa de aprendizaje de la natación es indispensable continuar durante varios meses ya que al limitar el aprendizaje solo al verano hará que los niños no puedan aprender completamente y luego pierdan casi todo lo aprendido al regresar al verano siguiente.

¿Hay ventajas de practicar natación en invierno?

Nadar en el invierno ayuda a continuar con el aprendizaje además de proveer una mejor condición física. El aparato respiratorio y cardiovascular tendrán un mayor desarrollo.

¿Qué recomendaciones se deben tomar en cuenta para nadar en invierno?

Para nadar en invierno se debe tener las siguientes consideraciones. En primer lugar, es necesario asegurarse de nadar en una piscina temperada, de ser posible en una cerrada y techada completamente. Es necesario, además, secarse bien el pelo antes de salir, tanto hombres como mujeres y contar con un abrigo apropiado.

¿Es indispensable que la piscina sea temperada?

El invierno, la temperatura del ambiente baja hasta 14 a 15 grados y el agua sin temperar bajará a 15 ó 16 aproximadamente. Nadar a esas temperaturas es peligroso ya que los resfríos serán comunes además de las contracturas musculares y la falta de irrigación sanguínea óptima. Es por esos motivos que es indispensable temperar las piscinas en invierno y también durante el verano cuando la temperatura del agua puede bajar hasta los 20 grados.

¿Cuál es la temperatura ideal en el agua para nadar?

Para nadar tranquilamente la temperatura del agua debe estar entre los 27 a 29 grados. Ahora, la temperatura del agua variará dependiendo del uso que se le dé. En el caso de piscinas para bebés, el agua debe estar a 32.5 grados. En el caso de niños de hasta 4 años el agua se temperara a 31 grados. Para adulto mayor a 29.5, para natación libre a 28.5 y para entrenamiento a 28 grados.

¿Por qué es tan beneficiosa la natación?

La natación desarrolla más que cualquier otro deporte las capacidades respiratorias y cardiovasculares. La exigencia a estos sistemas durante la natación es muy alta y ayuda a generar mayor resto físico. La capacidad bronco pulmonar se verá mucho más desarrollada y es la disciplina deportiva que menos lesiones causa porque no hay impacto de las articulaciones ya que estas sumergido en el agua.

Adicionalmente, es un deporte ideal para pacientes con diversas patologías. La rehabilitación en agua caliente ayuda aliviar los dolores, relajar la musculatura, contracturas y realizar movimientos que fuera del agua no se podrían lograr y lo principal sin causar dolor al paciente.

Fuente:

Entrevista a un instructor para desmitificar eso de que la natación es para el verano. Los beneficios de nadar en invierno para controlar las afecciones respiratorias y los resfríos.

Volver