Aprende a identificar los 6 tipos de bullying más comunes Aprende a identificar los 6 tipos de bullying más comunes Aprende a identificar los 6 tipos de bullying más comunes

Como padres, nos preocupa el pensar que nuestros hijos puedan estar siendo víctimas de algún tipo de abuso, en especial si vemos que se diferencia en algo del resto de sus compañeros, por ejemplo saca mejores notas o tiene una personalidad más tímida. Sin embargo, muchas veces no sabemos reconocer la agresión, ya sea porque el niño se rehúsa a hablar con sus padres o porque pensamos que la única señal de una situación de bullying es ver moretones en el cuerpo.

Pero la agresión puede venir de diferentes maneras y no ser necesariamente física. Si tu hijo está demostrando cambios en su estado de ánimo o se niega a ir a la escuela, tal vez esté siendo víctima de acoso y no lo sepas. Acá te dejamos los 6 tipos de bullying más comunes para que estés siempre al tanto.

Bullying psicológico: Hablamos de agresión psicológica cuando se presentan casos de intimidación. Esto lo hace difícil de reconocer, pues muchas veces la víctima tiene miedo a hablar a causa de las amenazas. La autoestima resulta dañada en este tipo de situaciones y fomenta sensaciones de temor y pánico.

Bullying verbal: Todos los adolescentes se ponen apodos, pero cuando una persona es motivo constante de burla y discriminación, estamos tratando con un caso de agresión verbal. También se puede presentar en forma de chismes o rumores malintencionados, y es más común en los grupos de chicas jóvenes.

Bullying físico: Este es el más común entre los varones. Los casos implican golpes, empujones y duras palizas, normalmente contra una sola víctima y por más de un agresor, o un agresor y observadores. También se presenta cuando se le producen daños a las pertenencias del acosado.

Bullying sexual: Un caso que debe ser tratado al instante. Se presenta cuando hay algún tipo de asedio o abuso sexual hacia una persona, o cuando se realizan constantemente comentarios malintencionados a sus partes íntimas. El acosador muchas veces utiliza el celular o las redes sociales para llevar a cabo la agresión, por lo cual puede ser difícil de reconocer.

Bullying social: La víctima es excluida e ignorada durante cualquier actividad social y es forzada a permanecer en soledad. El agresor puede llegar al extremo de manipular a otros para que ignoren a la víctima o hasta la tratará como a un objeto.

Bullying cibernético: Cada vez más frecuente con la llegada de nuevas tecnologías y la capacidad de los menores para acceder a ellas, estos actos de agresión implican acosar a una persona desde las redes sociales o diversos canales cibernéticos. Muchas veces esto hace que el abuso no se detenga cuando la víctima salga de la escuela, pues los insultos y humillaciones continuarán llegando en forma de mensajes.