Cómo tratar correctamente una quemadura por el sol Cómo tratar correctamente una quemadura por el sol Cómo tratar correctamente una quemadura por el sol

Para muchas personas, uno de los principales motivos del verano es conseguir un bonito bronceado. Bajo esa excusa, se exponen por horas al sol sin saber del daño que le están causando a la piel. Muchas otras simplemente son despistadas y pasan un día de playa o en la piscina sin recordar ponerse la cantidad necesaria de protector solar. ¿El resultado? Una piel más roja que un camarón y que arde como si hubiésemos tocado una estufa encendida.

Estas quemaduras, además de perjudicar la piel y aumentar significativamente el riesgo a padecer cáncer a la piel o su envejecimiento acelerado, son también bastante dolorosas.  La próxima vez que te expongas al sol recuerda siempre utilizar bloqueador. Pero si ya es demasiado tarde y estás sufriendo las consecuencias de una quemadura solar en la piel, entonces sigue estos consejos para aliviar los síntomas:

- Si la piel está enrojecida e inflamada se debe bajar su temperatura. Aplica frío aunque se sienta desagradable y date una ducha suave con agua fría.

- No te metas al mar o te expongas al agua salada, ya que esta solo irritará más la piel. También evitar cremas muy grasosas, pues no permitirán que la piel se enfríe y por el contrario mantendrán el calor.

- Si hay ampollas, es mejor no tocarlas ni rascar y protegerlas con una gasa.

- Una vez que baje la temperatura de la piel hay que hidratarla con productos nutritivos y regeneradores.

- Si la piel está demasiado inflamada es posible que sea necesario el uso de antiinflamatorios. Consulta con un médico.

Fuente: http://www.hola.com/belleza/caraycuerpo/2014071872600/consejos-quemaduras-solares/

Otros enlaces que te podrían interesar:

Atrasa al sol con estas 7 claves para no quemarte nunca. 

Cuidando a nuestros hijos de la radiación solar. 

Cómo identificar los síntomas de una insolación (y qué hacer al respecto).