Mi bebé suda mucho, ¿es normal? Mi bebé suda mucho, ¿es normal? Mi bebé suda mucho, ¿es normal?

Para empezar, sí. Sí es normal que el bebé sude tanto, no te asustes. El sudor ocurre cuando la temperatura de nuestro cuerpo se eleva y las glándulas sudoríparas fabrican humedad para enfriarlo. Y la cuestión es que, en bebés hasta los 18 o 20 meses, el sistema de regulación corporal aún necesita madurar y autorregularse, por lo que a veces pueden estar fríos y luego, repentinamente, ponerse a sudar.

¿Qué podemos hacer?

Lo único que podemos hacer es procurar que el bebé no se acalore demasiado. Para esto, es importante mantener el hogar a una temperatura agradable y recurrir al aire acondicionado o ventiladores de ser necesario, evitando siempre que el aire le caiga directamente. Tampoco le pongas prendas demasiado absorbentes, sino vístelo con ropita de tejidos naturales que permitan a su cuerpo transpirar.

También ofrécele agua aunque beba poco cada vez que se la das. Con varios sorbitos al día podrás evitar que se deshidrate. Y otro consejo importante es cambiarle de pañal y postura a menudo para evitar que algunas zonas, como su entrepierna o espalda empiecen a sudar. Cada vez que puedas, déjalo unos minutos sin pañal para que se refresque, y dale más de un baño refrescante al día de ser necesario.

Si crees que el sudor es excesivo o ya se convierte en una molestia constante para el bebé, debes consultar a un médico para que lo revise y le haga un análisis en el cual se puedan descartar problemas como hiperhidrosis. 

Fuente: http://www.crecerfeliz.es/El-bebe/Buenos-cuidados/Por-que-el-bebe-es-tan-sudoroso/por-que-suda-1