Entrevista: ¿Cómo apoyar a los niños si se sacan malas notas? Entrevista: ¿Cómo apoyar a los niños si se sacan malas notas? Entrevista: ¿Cómo apoyar a los niños si se sacan malas notas?

Cuando un niño saca malas notas en el colegio los padres, al no saber las causas, podrían reaccionar mal, gritando o castigando severamente a sus hijos. Sin embargo, esa no es la forma adecuada de abordar la situación. 

¿Qué hacer? Lucía Olivera, profesora de biología y tutora de secundaria, nos da algunos consejos al respecto. 

1. ¿Cómo debo reaccionar si mi hijo saca malas calificaciones?

Siempre con calma. Es importante revisar las evaluaciones con el niño y detectar las dificultades para poder identificar las razones por las que le fue mal: no estudió, no practicó lo suficiente, no entendió los temas, no entendió las instrucciones, se puso nervioso en los exámenes, incumplió  las tareas y trabajos encargados para el curso, no atendió o participó bien en clase, no tuvo un buen trabajo en los cuadernos, etc. 

La escolaridad ofrece muchos momentos de aprendizaje, por lo que es importante saber que, con el apoyo de los padres y de sus profesores, su niño tiene múltiples oportunidades para mejorar sus calificaciones.

2. ¿Las amenazas o castigos funcionan?

Si detectan que el problema es actitudinal, de poco esfuerzo o motivación, las negociaciones funcionan mejor que los castigos. Muchas veces los chicos no encuentran motivación por algún curso o por ninguno en general. Los incentivos y negociaciones pueden servir para que ellos consideren que vale la pena el esfuerzo así no vean provechoso el aprendizaje. Lo ideal, siempre, será que los chicos disfruten al adquirir nuevos conocimientos y valoren su aprendizaje.

3. ¿Qué debo hacer para que mi hijo no me oculte sus malas calificaciones?

Demostrarle que, ante resultados desfavorables, usted guarda la calma y evalúa junto a él las dificultades. Además, se preocupa y participa para ayudarlo a encontrar una solución. 

4. ¿Cómo puedo identificar el problema a tiempo para ayudarlo?

Usted debe hacer un seguimiento permanente del desempeño de su hijo en los cursos (no solo con respecto a sus evaluaciones, sino también en el día a día), mantener una comunicación fluida con él y con su tutor. No debe esperar a recibir los reportes mensuales o bimestrales para saber cómo le está yendo a su hijo académicamente.

5. No tengo tiempo para ayudar a mi hijo, ¿qué puedo hacer?

Si se mantiene al tanto del desempeño de su hijo e identifica las dificultades podrá ayudarlo contratando clases particulares de refuerzo, terapia emocional o terapia de aprendizaje, dependiendo de lo que requiera. También puede acudir a familiares o amigos que puedan darle una mano.

6. ¿Cómo puedo motivarlo? ¿Es bueno ofrecer recompensas?

No es malo ofrecer recompensas, pero puede que estas eviten el objetivo mayor de lograr una completa autonomía en su hijo. Mientras crece debe lograr interiorizar valores como la autonomía y la responsabilidad. Los premios pueden servir de incentivo al inicio y deben ser eliminados paulatinamente conforme el hábito de trabajo esforzado se vaya logrando. El buen rendimiento académico debería llegar a ser una meta propia (recompensa por sí misma) hacia el término de su escolaridad.

Propiciar un ambiente de confianza con los hijos es importante, así cuando ellos saquen malas notas no las ocultarán y será más fácil ayudarlos. Hablar con los hijos sobre cómo van en la escuela e involucrase en su educación les facilitará la vida en la escuela y, más adelante, en su educación superior. 

Fuente:

Volver