¿Cuál es la edad indicada para hablarle de sexualidad a los niños y cómo hacerlo? ¿Cuál es la edad indicada para hablarle de sexualidad a los niños y cómo hacerlo? ¿Cuál es la edad indicada para hablarle de sexualidad a los niños y cómo hacerlo?

La sexualidad, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), comprende diversos aspectos: género, identidad, placer, intimidad, reproducción y el acto sexual en sí mismo. Sabemos que puede ser un tema difícil de tratar con los niños, pero es importante hacerlo para que estén informados y puedan tomar buenas decisiones en el futuro. 

¿A qué edad le debo hablar de sexo a mi hijo?

No existe una edad específica en la que tengas que sentar a tu hijo para hablarle sobre sexo. Su curiosidad por estos temas es natural y conforme vaya creciendo irá haciendo más y más preguntas. Cuando tu hijo muestre interés en el tema, es importante que le prestes atención y estés preparado para resolver todas sus dudas.  

¿Cómo debo hablarles sobre el tema?

Para muchos padres es difícil hacerlo porque les incomoda o se avergüenzan y, en lugar de contestar con la verdad, "maquillan" las respuestas o evaden las preguntas. Los especialistas recomiendan ser transparentes, directos y no contestar más de lo que sus hijos han preguntado. 

También es importante saber que todos los días se presentan situaciones que podemos aprovecha. Cuando son pequeños y los estamos ayudando a bañarse, podemos enseñarles las partes de su cuerpo y el significado de la intimidad. Por otro lado, el nacimiento de un bebé o un embarazo, puede ser un buen momento para una charla sobre reproducción. 

Algunas cosas para tener presente

  • No forzarlos a hablar del tema. Cuando los niños tengan inquietudes, preguntarán.
  • No evadir el tema. Ellos pueden buscar las respuestas en las personas menos indicadas. 
  • Ser breves. Las repuestas deben ser sencillas y directas. Sin detalles sobre el acto sexual.
  • No burlarse. Los niños pueden hacer preguntas que para los adultos resultan cómicas, reírse de ellas puede avergonzarlos. 
  • Cuando los niños hagan las preguntas no hay que avergonzarse ni adoptar una actitud seria

Recuerda, la educación sexual de tus hijos no depende de sus amigos o de Internet, sino de sus padres. 

Fuente: Healthy Children 

Fuente:

Volver