Acciones importantes que motivan a tus hijos a ser mejores Acciones importantes que motivan a tus hijos a ser mejores Acciones importantes que motivan a tus hijos a ser mejores

En muchas ocasiones, creemos que el estado natural de los niños es estar felices todo el tiempo y no tomamos en cuenta que diversas situaciones del día a día pueden herir su susceptibilidad y reducir su autoestima de manera considerable.

Enviarles diariamente señales que los motiven a sonreír y a sentirse seguros de sí mismos es muy importante, ya que así,  los impulsamos a enfrentar todos los retos físicos y emocionales que los esperan al salir de casa.

Aquí les dejamos algunas ideas.


Deja notas

A veces el trabajo nos hace estar fuera de casa cuando, por ejemplo, los niños despiertan. Para contrarrestar un poco nuestra ausencia, dejar una nota junto a su cama con mensajes como “te amo y hoy será un día increíble, ¡disfrútalo!”, puede ayudarlos a sentirse más contentos y seguros.


Pasa tiempo con ellos

Dedicar una parte del día a comunicarnos e interactuar con nuestros hijos es un acto muy valioso para fortalecer la relación. Al mostrar interés por su vida diaria, logramos que ellos se sientan escuchados, comprendidos y amados.


Valora sus triunfos y fracasos

Es importante que los niños sepan que fracasar no está mal y que es algo que pasará más de una vez durante su vida. Sin embargo, es necesario que aprendan a sacar lo mejor de cada experiencia y tomen en cuenta que siempre se puede mejorar.


Rétalos

Una forma adecuada de motivar a nuestros hijos es poner a prueba sus conocimientos y habilidades tanto físicas como mentales. Invítalos a descubrir nuevas formas de resolver problemas y estarás ayudándolo a desarrollar todo su potencial intelectual.


Cumple tus promesas

Sabemos que no es fácil, pero si quieres fortalecer la confianza de tus hijos, tienes que cumplir tus promesas. En muchas ocasiones, por salir del paso, nos comprometemos a realizar ciertas actividades y finalmente no las cumplimos. Esto genera una desilusión en ellos y la recepción de un mensaje equivocado: Desinterés, falta de palabra e inseguridad. Además, si en un futuro les delegas funciones, es probable que ellos hayan aprendido que no es necesario cumplirlas. 


Sabemos que es difícil, pero la infancia de nuestros hijos es algo que solo ocurre una vez y debemos poner todo nuestro empeño en hacer de ellos personas seguras, empáticas y fuertes, dispuestas a enfrentar todos los retos que les presente la vida. 

Fuente:

Volver