Depresión en la adolescencia. ¿Cómo podemos prevenirla? Depresión en la adolescencia. ¿Cómo podemos prevenirla? Depresión en la adolescencia. ¿Cómo podemos prevenirla?

La adolescencia es una de las etapas más difíciles para los chicos, ya que durante su paso, suelen convertirse en una máquina de hormonas, dudas e impulsos que no pueden controlar. Cambios en el cuerpo, en la manera de ver la vida y en la forma en que se relacionan con los demás, los hace cuestionar muchas cosas que antes no habían llamado su atención. 

Durante esta etapa, los adolescentes están muy pendientes de lo que piensen los demás. Les importa mucho su aspecto físico, cuestionan su personalidad y buscan ser populares para sentirse aceptados y reconocidos. Todo eso puede volverlos inseguros y muy sensibles a los problemas de su entorno más cercano: un divorcio, la muerte de un ser querido, maltrato físico, bullying, cyberbullying o problemas de aprendizaje. ¿Serán motivos suficientes para que un adolescente se deprima? No es un tema sencillo, así que vamos por partes.

¿Qué es la depresión?

La depresión es una enfermedad que puede darse en personas de cualquier edad y condición social, se manifiesta mediante sentimientos severos y prolongados de tristeza que afectan nuestra capacidad de relacionarnos con otros y puede generar daños en nuestra salud tanto física como mental. 

En el Perú, ¿qué tan común es la depresión en los adolescentes?

El Instituto Nacional de Salud Mental Honorio Delgado-Hideyo Noguchi indica que actualmente la depresión es la afección mental con más incidencia en el Perú y es padecida por cerca de 2 millones de personas, de las cuales un gran porcentaje se encuentra en etapa adolescente.

La violencia escolar, el bullying presencial y el cyberbullying fueron señaladas como las causas más comunes de la depresión en adolescentes y, según los expertos, los chicos que inician cuadros depresivos sufren de abandono, incomprensión y ausencia parental. Además se indicó que la depresión tiene distintas etapas y que una de las más peligrosas es la intermedia, que es cuando los afectados pueden pensar en el suicidio. Contrariamente a lo que hubiéramos pensando, durante la etapa más crítica de la depresión el paciente está tan desmotivado que pierde toda la capacidad de planear algo, incluso si es para hacerse daño.

¿Cuáles son las señales que indican que un adolescente ha caído en depresión?

Los primeros cambios que puedes notar son falta de apetito, pérdida de peso, aspecto físico desmejorado, trastornos de sueño, ideas relacionadas a la culpa e inutilidad, pérdida de motivación, cansancio excesivo, autoagresiones y pensamientos suicidas.

Los padres también deben tener en cuenta que algunos de estos comportamientos, como la tristeza repentina o la falta de apetito, suelen aparecer en los adolescentes por períodos cortos y no significa necesariamente estén atravesando un cuadro de depresión, sino un momento que forma parte de los intensos cambios que atraviesan. 

¿Cómo prevenir la depresión?

La principal forma de prevenirla es la comunicación. Conversa con tus hijos, escucha cómo se sienten, ayúdalos a atravesar los cambios que están sufriendo y, sobre todo, motívalos a que no se sientan avergonzados ni inseguros. Planear actividades en familia es importante para que se sientan amados, atendidos y acompañados.

Por otro lado, debemos estar muy atentos a sus cambios de comportamiento, las personas con las que se relacionan y, de ser posible, al tipo de cosas que consumen en la red, recordemos que hoy en día se puede encontrar mucho contenido nocivo tanto escrito como audiovisual.

Como último punto, recomendamos tener en cuenta que, si algún pariente cercano ha sufrido depresión, puede haber una predisposición genética en nuestros hijos y los primeros indicios podrían manifestarse en su infancia. Mientras más temprano lo sepas, mejor podrás manejar el tema.

No tengas miedo de tocar estos temas con tus hijos, recuerda que la depresión, como toda enfermedad, tiene un tratamiento específico y puede ser curada o controlada sin afectar el desarrollo y vida de quienes más queremos.