Cambia su comportamiento con la técnica del sandwich Cambia su comportamiento con la técnica del sandwich Cambia su comportamiento con la técnica del sandwich

En Yo Me Cuido nos preocupamos por que tengas los mejores consejos sobre crianza porque sabemos que no es una tarea fácil. Muchas veces, cuando reñimos a nuestros hijos, recalcamos sus errores gritándoles y creemos que es la única manera de corregirlos. Pues no lo es. Aquí te contamos sobre la técnica del sandwich, una forma divertida de cambiar el comportamiento de tus pequeños reforzando lo positivo.  

 

Antes de decirles algo negativo sobre ellos o sobre lo que han hecho, relájate un poco y sigue estos pasos: 


1. Suaviza el momento con un elogio 

Evita los gritos. La energía que gastas en ello puedes usarla en pensar en un elogio (corto, pero sincero) que cambie el rumbo de la conversación. Esto, a su vez, tendrá como consecuencia un cambio de conducta en tu pequeño.

 

2. Pídeles que cambien su conducta

Luego de las palabras bonitas, sugiéreles que cambien su comportamiento pero no lo hagas inmediatamente; espera unos segundos y luego añade un "pero". Sé claro al darles tu mensaje, no uses un lenguaje duro y mantén la calma desde el inicio. Luego de hacer tu pedido, explícales el por qué, es importante que entiendan lo que necesitas que haga.

 

3. Agradéceles

Aunque creamos que no deberíamos agradecerles por algo que “ellos deberían hacer”, los niños siguen siendo personas y merecen todo nuestro respeto. Termina siempre tu pedido con un mensaje positivo y dale las gracias por lo que harán por ti y por ellos mismos.

 

Aquí un ejemplo:

 

  • Tu pequeño no ordena su cuarto y deja las crayolas y papeles en el suelo. Lo primero que deberías hacer es elogiarlo: "Me gusta que seas creativo y que te encante dibujar".
  • Luego te apresuras a mencionar "el pero": "Pero no puedes dejar tus cosas desordenadas".
  • Sigues con el agradecimiento y elogio: "Sé que eres un niño inteligente y que no lo volverás a hacer, así que gracias". Dile cuánto lo quieres. 

 

Recuerda que las técnicas positivas que refuerzan el autoestima de los pequeños ayudan a forjar personas más seguras de sí mismas y más tolerantes con su entorno. La técnica del sandwich incentivará a tus hijos a asumir la responsabilidad de sus acciones.