El uso de bloqueador en los niños (incluso en el invierno) El uso de bloqueador en los niños (incluso en el invierno) El uso de bloqueador en los niños (incluso en el invierno)

El uso de bloqueador para proteger la piel de nuestros hijos es indispensable durante cualquier época del año. Aunque muchos crean que solo se debe aplicar en verano y cuando el sol “quema”, la presencia de los rayos solares más dañinos para la piel puede darse incluso en los días nublados de invierno. Entonces, ¿cuál es la edad adecuada para empezar a usar bloqueador? ¿Por qué es recomendable utilizarlo en invierno? Aquí te lo contamos. Presta atención.


Para empezar, debes saber que no es recomendable exponer a un bebé menor de 6 meses a los rayos solares. Lo mejor es que esperes hasta que se encuentre entre los 6 y 9 meses de edad para que tenga sus primeros acercamientos al sol, protegido debidamente con una cantidad de bloqueador adecuada.


¿Cuáles son los beneficios de utilizar bloqueador solar?

  • Previene la aparición de cáncer de piel
  • Hidrata la piel
  • Evita las pecas y manchas
  • Evita el envejecimiento prematuro
  • Deja que la piel se fortalezca y no sufra daños durante su crecimiento


¿Por qué utilizar bloqueador solar en invierno?

Aunque no lo creas, los rayos UV de tipo A (presentes durante todo el año), son tan potentes que atraviesan las nubes y cristales, causando daños en la piel. Es importante aplicar la crema 30 minutos antes de exponerse a los rayos solares y, si el niño va a estar en contacto con el agua, es recomendable volver a hacerlo cada dos horas. No olvides que además de aplicar la crema o spray en el rostro de tu hijo, debes proteger todas las partes de su cuerpo que estén a la vista: orejas, cuello, brazos, piernas y pies.


Ahora que ya sabes la importancia de usar bloqueador solar y todos los beneficios que puede traer para la piel de tu pequeño, es importante que siempre tengas uno a la mano y que lo apliques adecuadamente durante todo el año.


Por otro lado, no debes temer al sol, ya que a la edad adecuada, la exposición a sus rayos durante unos 10 o 15 minutos, suele traer beneficios como la sintetización de la vitamina D en el cuerpo, disminución de la presión arterial y mejora de la salud mental. 


Con información de Salud Actual y Saludemia 

Fuente:

Volver