La lactancia materna y sus beneficios contra la anemia La lactancia materna y sus beneficios contra la anemia La lactancia materna y sus beneficios contra la anemia

El mejor recibimiento que nuestros hijos pueden tener cuando llegan a este mundo, además de un ambiente lleno de amor, es una buena alimentación que los ayude a desarrollarse saludablemente y a prevenir enfermedades.

La leche materna es un super alimento al que, lamentablemente, muchas madres dejan de darle la importancia debida, pero que siempre será la mejor arma, defensa y protección que podemos dar a nuestros hijos contra muchos males. Está, por ejemplo, la anemia, enfermedad producida por bajos niveles de hierro en el organismo que puede desencadenar en la muerte.

Según el MINSA, en el Perú la proporción de prevalencia de la anemia en niñas y niños menores de 5 años, es de 43.6%. Esto se debe a que, pese a que en nuestro país la lactancia materna es aplicada en un 69.2%, en algunas regiones el porcentaje alcanza únicamente el 29%.

Teniendo en cuenta estas cifras, es importante que todas las madres conozcan y tomen en cuenta los beneficios que aporta la leche materna para combatir la anemia. Lee con atención.


  1. Fortalece el sistema inmunológico
  2. Aporta la cantidad necesaria de glóbulos rojos y hierro
  3. Si la lactancia se inicia dentro de la primera hora del recién nacido, disminuye en un 22% las muertes neonatales producidas por diversas enfermedades, entre ellas la anemia
  4. Tiene todas las vitaminas, grasas y proteínas que necesita el bebé en la cantidad exacta para estar bien alimentado
  5. Los bebés que consumen leche materna, estarán protegidos contra la anemia por varios años.


Recuerda que la lactancia materna es algo sumamente necesario en la dieta de todo bebé desde su nacimiento, ya que no solo los protege de enfermedades como la anemia, sino también previene la obesidad, diabetes, alergias, enfermedades respiratorias y digestivas.

Si te animas a practicar la lactancia materna exclusiva  (leche materna como único alimento del bebé durante los primeros 6 meses), estarías reforzando aún más estos beneficios. ¡Manos a la obra!