Lesiones deportivas en los niños: ¿Cómo prevenirlas? Lesiones deportivas en los niños: ¿Cómo prevenirlas? Lesiones deportivas en los niños: ¿Cómo prevenirlas?

Una de las maneras más eficaces de fomentar la actividad física en nuestros hijos es la práctica de deportes individuales o colectivos. Verlos correr libremente, esforzarse y disfrutar con ellos nos llena de alegría y satisfacción.

Sin embargo, ya sean de mucho o poco contacto físico, cada deporte tiene ciertos riesgos que pueden ocasionar lesiones y es importante estar atentos y prevenidos, ya que los pequeños se encuentran en una etapa de pleno crecimiento óseo y son más vulnerables a sufrir fracturas.

Si no tienes idea de los cuidados que debes tener, no te preocupes, acá te dejamos una guía.


  1. Equipo adecuado. De acuerdo al deporte que practique, cada niño debe de vestir el equipo de protección adecuado (casco, rodilleras, canilleras, protección dental, entre otros), así evitaran lastimarse innecesariamente.
  2. Fortalecer músculos. Los entrenamientos constantes son de vital importancia para fortalecer los músculos que se utilizaran.
  3. Incrementar la flexibilidad. Antes y después de realizar cualquier actividad deportiva, se deben realizar ejercicios de estiramiento que vayan calentando y acondicionando los ligamentos.
  4. Descansar. Debe haber un período de descanso entre cada partido; eso evitará que los músculos se fuercen más de la cuenta. Además, es recomendable hacer un receso de dos meses durante el año.
  5. Utilizar la técnica apropiada. Cada deporte tiene una técnica correcta para practicarse y esta debe ser respetada para evitar lastimarse innecesariamente.
  6. Lesiones por calor. En algunas ocasiones, jugar en lugares con altas temperatura puede ocasionar descompensaciones y lesiones. Para evitar que eso suceda, se recomienda mantenerse hidratado antes y después del juego, utilizar prendas livianas y suspender las actividades deportivas si el calor incrementa a niveles muy elevados.
  7. Parar cuando sea necesario. Si en algún momento se siente dolor, inmediatamente se debe parar, ya que sobre exigir a los músculos o ligamentos puede causar lesiones.


Finalmente, ten en cuenta que antes de empezar a practicar algún deporte, es recomendable que tu hijo haga una rápida visita al pediatra para que lo evalúe apruebe la decisión. De igual manera, ten presente que el objetivo principal de toda actividad física siempre será divertirse y mantenerse saludable.