¿No sabes qué comprarle a tu hijo? ¡Aplica la regla de los cuatro regalos! ¿No sabes qué comprarle a tu hijo? ¡Aplica la regla de los cuatro regalos! ¿No sabes qué comprarle a tu hijo? ¡Aplica la regla de los cuatro regalos!

Navidad está a la vuelta de la esquina y los pequeños ya dejaron las listas de deseos colgando en el árbol. Pueden pedir la luna y los padres, siempre consentidores, bajársela. Según estudios, los niños en Navidad reciben diez veces más regalos de los que realmente necesitan y se puede educar a los niños a partir de sus obsequios.

 

Los expertos recomiendan no llenarlos con juguetes que pronto dejarán olvidados debajo de la cama o en el armario, ya que el secreto no está en la cantidad sino en la calidad. Cuatro, según ellos, es la cifra perfecta. 

 

  1. Un regalo que le sirva para llevar puesto: Estos pueden ser ropa, zapatos o algún complemento que pueda usar todos los días. 

  2. Un artículo vinculado a la lectura, ya sea un libro en papel o digital, que contenga una historia que lo pueda atrapar o lo divierta en sus ratos libres.

  3. Un regalo que deseen mucho para satisfacer sus necesidades emocionales. La mejor clave para conseguirlo es preguntándole qué es lo que le pedirían a Santa. 

  4. Un objeto que necesite. Por ejemplo, si a tu hijo le gusta dibujar, puedes regalarle una caja de buenos colores.

 

Recuerda que el exceso de regalos puede producir demasiada apatía, además de provocar que los niños pierdan la ilusión debido a un exceso de estímulos positivos. Si les das todo lo que te piden, puedes incidir de manera negativa en su nivel de tolerancia, querrán tener las cosas inmediatamente, sin reparar en las consecuencias o el sacrificio que se requirió para obtenerlas.

 

Sigue estos consejos para que, en el futuro, tus hijos sean personas más tolerantes. Recuérdales también que la Navidad (y estas fechas en general) son una oportunidad para reforzar lazos de amor, amistad y solidaridad.