El botiquín de primeros auxilios que debes tener en verano

  • hace 4 meses

Los accidentes que pueden tener los niños en verano suelen ser diferentes a los que ocurren en temporada escolar o en invierno. Yo Me Cuido te trae la lista esencial para que a tu botiquín veraniego no le falte nada y estés listo ante cualquier percance. 

  1. Los analgésicos: Los clásicos paracetamol o ibuprofeno no deben faltar en ningún botiquín. Recuerda que para los niños menores de 16 años, es necesario siempre el paracetamol. 

  2. Las sales de hidratación: Uno de los efectos del verano es la deshidratación, estas sales ayudarán a rehidratar a la familia en medio del calor. Además, controlan posibles diarreas o infecciones por el cambio de temperatura. 

  3. Los broncodilatadores (inhaladores o jarabes): Para aquellos que sufren de asma, este elemento no puede faltar. Ten en cuenta que mientras más cambios climáticos haya, los niños con asma son más propensos a tener ataques.
     
  4. Los antihistamínicos: Estos medicamentos se usan para controlar las reacciones alérgicas. Los anithistamínicos orales pueden se administrados para las picaduras y una pomada de corticoides puede aliviar los eccemas de la piel, para los niños alérgicos al sol, por ejemplo.

  5. Los protectores solares: Los productos de protección solar (cremas, leches y lociones) son necesarios en este verano para prevenir y tratar quemaduras solares leves. Añade también a tu botiquín productos para después de la exposición al sol (hidratantes y protectores del envejecimiento cutáneo).

  6. Para los mareos y náuseas, existen comprimidos, chicles y supositorios para niños y adultos.  

  7. Los clásicos: Curitas, gasas, vendajes, guantes esterilizados, toallitas desinfectantes, algodón, agua oxigenada, alcohol 96°, tijeras de punta redonda y termómento.
     
  8. Otros: No olvides la goma para hacer torniquetes en casos de emergencias, y si hay algún alérgico a determinado insecto, coloca una jeringa con adrenalina

Recuerda que puedes usar este botiquín cuando vayas a la playa o al campo. No lo llenes de medicamentos innecesarios y sin receta, añade las medicinas que siempre necesitan tus hijos y si hay un enfermo crónico, también coloca los fármacos correspondientes. No olvides revisar el estado del medicamento antes de alistar tu dispensario. 

 

Anterior
Siguiente »

    Comentarios