Primeros auxilios

  • hace 5 años

Los primeros auxilios son la primera ayuda que se presta a un herido antes de ser asistido por un especialista o trasladado al centro de salud. En casa, pueden ser muy importantes pues somos nosotros los padres quienes estamos más cerca de nuestros niños, quienes podrían sufrir alguna lesión menor en cualquier momento. En caso de un accidente doméstico, es importante seguir el procedimiento a continuación:

  • Proteger: antes de actuar ante cualquier herido, debemos cerciorarnos de que el peligro externo haya pasado. Por ejemplo, en caso de una quemadura en la cocina, apagar primero las hornillas y el gas. De este modo, protegemos al herido y a nosotros mismos.
  • Avisar: llamar rápidamente al número de emergencias para recibir asistencia. Recuerde que el número de emergencias de la PNP es el 105, y el de los Bomberos el 116.
  • Socorrer: una vez que se ha protegido y avisado, vemos qué podemos hacer para ayudar al herido. Es importante saber en qué debemos fijarnos (Conciencia, respiración y pulso, en ese orden) y ser conscientes de lo que somos capaces de hacer para ayudar.

Saber reconocer tipos de lesiones resulta fundamental para saber cómo se debe proceder para realmente ayudar al niño herido y dejarlo preparado para mayor asistencia. Por ejemplo, en caso de una quemadura leve podemos rápidamente refrescar la herida con agua fría, pero en caso de fractura, lo más importante es inmovilizar a la víctima. Revise nuestros enlaces de interés y conozca un poco más sobre primeros auxilios en niños.

Anterior
Siguiente »

    Comentarios