A mi hijo le sangra la nariz, ¿qué hago?

  • hace 6 meses

Aunque no lo creas, que le sangre la nariz a los niños es muy común cuando tienen entre 3 y 10 años, así que no debes preocuparte más de la cuenta. Sin embargo, aquí en Yo Me Cuido te vamos a explicar las causas del descenso de sangre inesperado que a veces nos pone los pelos de punta. 

  • Venas muy débiles en la nariz que al tocarlas se revientan. 
  • Cuando el pequeño o pequeña presenta mucha mucosidad y no se le limpia continuamente. 
  • Cuando se hurgan la nariz con el dedo de manera constante. 
  • Suele pasar en pequeños alérgicos al polen, al polvo o a otras materias, que los hacen más propensos a estornudar. 
  • Es más probable si vive en un lugar de altas temperaturas, el calor haga que le sangre la nariz. 
  • Los lugares secos también afectan las fosas nasales de los pequeños. 

A manera de prevención, debes mantener sus uñas bien cortas para así evitar lesiones en los vasos capilares de la nariz cuando ellos se la hurgan. Por otro lado, si está sagrando, debes seguir las siguientes recomendaciones:

  • Primero mantener la calma, ya que aunque se trate de una hemorragia, alarmarte solo lo pondrá más nervioso. 
  • Que nunca incline la cabeza hacia atrás pues lo único que se logrará es que se trague la sangre, lo que puede provocarle tos o vómitos. Lo que se recomienda es que incline la cabeza ligeramente hacia delante
  • Se debe ejercer un poco de presión con un pañuelo en la parte delantera de la nariz durante diez minutos para cortar la hemorragia. Evita el uso de papel, gasa o algodón. 
  • Cuando se detenga el sangrado, hay que impedir que se toque la nariz ya que está muy sensible. 

Si el sangrado se produce de manera frecuente Yo Me Cuido te aconseja acudir a un pediatra ya que a veces es recomendable cauterizar la zona o aplicar alguna pomada recetada para evitar el sangrado. 

 

 
 

 

Anterior
Siguiente »

    Comentarios