Alergias: cómo descubrirlas y cómo combatirlas

  • hace 10 meses

Los resfriados estacionales son cosa común, pero hay casos en los que un estornudo puede ser síntoma de algo más. Se sabe que, por la contaminación ambiental, cada año aumentan el número de niños que viven con alergias y problemas bronquiales en nuestro país. Si sospechas que este puede ser tu caso, aquí te contamos un poco más sobre el tema, como para que lo tengas en cuenta y, de ser necesario, lo consultes con un especialista.


Para empezar, hay que husmear en nuestros genes. La Dra. María del Carmen López Talledo, jefa de la Unidad de Alergia, Asma e Inmunología del Instituto Nacional de Salud del Niño de Breña, informó en una entrevista con el MINSA que “la alergia se hereda y que si ambos padres son alérgicos, entonces el hijo tiene un 90% de probabilidades de serlo también”.


Ahora te preguntarás, ¿qué implica realmente una alergia? Una alergia es la reacción exagerada del cuerpo cuando entra en contacto con un alérgeno, que es un elemento que normalmente no debería generar reacción alguna como por ejemplo el polen, el polvo, el moho o el pelo de animales. Cuando el cuerpo de una persona alérgica registra el contacto con un alérgeno, genera anticuerpos, lo que produce las típicas reacciones de estornudos, ronquera, secreciones nasales y ojos llorosos.


Te mostramos algunas preguntas frecuentes que te pueden ayudar a saber si lo que tienes es un resfriado común o si tal vez deberías visitar a tu doctor para confirmar o descartar una posible alergia:


  • ¿Moco transparente o amarillo? Si es transparente, probablemente sea alergia.

  • ¿Picor en la nariz? Una comezón irritante puede ser síntoma de alergia.

  • ¿Ojos llorosos? Atento al lagrimeo. Si solo hay congestión nasal, lo más seguro es que sea un resfriado común.

  • ¿Estornudos consecutivos? Si estornudas cinco veces seguidas, tal vez haya motivos para sospechar una alergia.

  • ¿Ronquera, diarrea, estreñimiento o dolor de oído? Mejor visita a un médico para conocer los motivos.

     

Si tienes uno o más de estos síntomas, hazte un chequeo y descubre si eres alérgico a algo. Las pruebas son bastante seguras y no producen dolor. Mejor estar prevenido antes del próximo cambio de estación.

Anterior
Siguiente »

    Comentarios