¿Cómo enseñarle a tu hijo a tomar sus propias decisiones?

  • hace 3 semanas

Dentro de la infinidad de cosas que todo padre y madre deberían enseñar a sus hijos e hijas, una de las más importantes es la capacidad de tomar sus propias decisiones con criterio. Esto le dará autonomía y le aportará mayor satisfacción. Sin embargo, muchas veces son los mismos padres, que con el fin de ahorrarles sufrimientos, suelen ser dominantes o sobreprotectores. Esto a la larga les hace más daño.

Tomar decisiones es una acción diaria, y muchas veces se hace de manera mecánica o por repetición. Como padres de familia, se debe comprender que todo parte de un proceso que se debe reconocer, pues de esto depende la vida misma y la responsabilidad que todos deben asumir en algún momento. Los padres tienen la tarea importante de capacitar a sus hijos e inculcarles que no está mal equivocarse.

Yo Me Cuido sabe que no es fácil, por eso te brindaremos los consejos necesarios para que eduques a tus hijos de manera correcta y saludable. Decide estimular sus capacidades intelectuales fundamentales como analizar, comparar y valorar opciones diferentes. Así conocerán las ventajas de la prudencia, lo que les ayudará a pensar antes de actuar.

La clave para que aprendan a tomar decisiones es darle la oportunidad de desarrollar esa capacidad. Aquí unos consejos para apoyarlo en este proceso:

  1. Felicítalo y dale ánimos cuando haya tomado una buena decisión, y respétala.
  2. Si te pide ayuda para decidir algo, plantéale las siguientes preguntas: ¿Qué quieres conseguir? ¿Qué caminos tienes para llegar a eso? ¿Qué tiene de bueno y qué de malo cada opción?
  3. Si se equivoca, no lo juzgues, anímalo y ayúdalo a enmendar la situación. Recuerda que aún son niños, y que errar es de humanos.
  4. Enséñale a ser consecuente de sus propias decisiones: tiene que ser responsable de lo que él determine y,si se equivoca, tiene que esforzarse por enmendar los errores.
  5. Exígele que cumpla con lo que ha decidido para que aprenda el sentido de responsabilidad. Por ejemplo, si van de compras y elige su ropa, tiene que cumplir la promesa de usarla con frecuencia.

Aunque decidir es parte de crecer, cuando son muy chicos no pueden decidirlo todo. La toma de decisiones tiene ser progresiva hasta que no solo se hagan responsables de sus cosas sino también de sí mismos. Te dejamos una idea de lo que debes decidir tú como padre de familia y ellos como personas autónomas:

  1. Decisiones que debes tomar como padre y madre: La formación de su educación, el presupuesto familiar y las normas de convivencia.
  2. Decisiones que pueden tomar padres e hijos juntos: Elección de escuela o universidad, el cambio de colegio, el cambio de domicilio, las salidas con amigos o las salidas nocturnas, y los estudios de verano o complementarios.
  3. Decisiones que pueden tomar los hijos luego de conversar con los padres: La elección de la carrera, las fiestas, las clases extracurriculares y las actividades con sus amigos.
  4. Decisiones que pueden tomar los hijos informando a sus padres: Horarios de estudio, tiempos libres, salidas diurnas, formas de vestir y las compras con sus ahorros.
  5. Decisiones que pueden tomar los hijos: La ropa que visten y los objetos personales, las actividades cotidianas (sus libros, su ropa, la manera cómo actúan con sus amigos o cómo enfrentan un malentendido, un horario de estudio).

Recuerda que enseñar a tomar decisiones es enseñar a pensar, y mientras eduques a tus hijos con criterio y valores, lograrás adultos independientes y seguros de sí mismos.

Anterior
Siguiente »

    Comentarios