Jugar a disfrazarse: descubre cómo desarrollar la creatividad de niños y niñas

  • hace 6 días

¿Sabías que motivar la creatividad en los niños los ayuda a desarrollar sus habilidades de comunicación, mejora sus relaciones sociales, entre otros beneficios? Disfrazarlos y hacerlos jugar con su imaginación es una buena forma de estimular su creatividad, aprende cómo. 

Jugar a disfrazarse es importante en la vida del niño o niña, ya que contribuye a su desarrollo. Cuando el pequeño se viste de un personaje y se imagina una historia con ese disfraz, está dando rienda suelta a su fantasía, a su espontaneidad y a su creatividad.

 

 

Estos son los beneficios de disfrazar a tu niño o niña:

 

  • Al interpretar un papel, el niño asume el modo de actuar de otros, lo que favorece la comprensión de normas y obligaciones.
  • Ayuda al niño a desinhibirse, a mostrarse abierto y divertido, lo que aumenta su autoestima.
  • Les ayuda a exteriorizar y a vencer sus miedos.
  • Es la manera más fácil de enseñar a los niños a ponerse en el lugar de los demás, lo que les ayuda a tener más empatía y a integrarse mucho mejor en el mundo que les rodea.
  • El disfraz puede ayudarte a descubrir cómo percibe el niño a los adultos que conviven con él, ya sean sus padres o profesores, cuando esté disfrazado de "papá" o de "profesor" presta atención a cómo interpreta ese rol. 

 

En cuanto a las edades, desde los 3 años ya pueden empezar a disfrazarse para exteriorizar lo que sienten y a los 6 los niños son capaces de crear mundos imaginarios donde su disfraz les ayudará a complementar su momento de diversión. 

Si quieres intentar disfrazar a tu hijo o hermanito, ten en cuenta lo siguiente:

 

  • Ya sea un disfraz hecho en casa o comprado, debes tener en cuenta los gustos del niño, sus personajes favoritos, los animales que más le llaman la atención, etc.
  • Si no quiere disfrazarse, no lo obligues. En este juego él tiene que sentirse cómodo, alegre, no ridículo o avergonzado.
  • Cuando un niño se disfraza de cebra, enfermero, capitán de barco, princesa, bombero o policía está imitando, y en consecuencia, aprendiendo comportamientos y normas relacionados con la vida adulta. 
  • Algunos niños pueden asustarse si se les pone máscara, por eso, primero debes disfrazarlo pero sin taparle la cara.

 

La elección de su disfraz puede darte alguna pista sobre el mundo interior de tu hijo. Si quiere vestirse de león, quizá esté buscando imponer su voluntad; si tu hija quiere ir de princesa, quizá quiera sentirse admirada, que le digas que es guapa. Si se disfraza de Supermán o de vaquero quizá quiera sacar al héroe que lleva dentro, mostrar su valor, que es fuerte y está creciendo.

 

¿Cómo interactuar con el niño o niña una vez puesto el disfraz? 

Digamos que decidió ser un superhéroe, estas son algunas cosas que le puedes decir para hacer que su imaginación fluya:

  • Su traje tiene bolsillos mágicos de donde salen muchas cosas, pídele que te diga qué cosas se imagina que hay en esos bolsillos.
  • Haz que te cuente los superpoderes que tiene, por ejemplo, volar o correr rápido.
  • Puedes cargarlo y juntos simular como si estuviera volando.

 

Como ves, no hay necesidad que sea Halloween para disfrazar a tu niño, con paciencia y creatividad puedes ayudarlo a desarrollarse, además, harás que forme los cimientos para que crezca como un ser humano con cualidades y competencias que lo hagan ser único, con una gran autoestima. 

 

Fuentes: Serpadres.es / crecerfeliz.es

 

Anterior
Siguiente »

    Comentarios