Mientras más largo sea tu sueño, más larga será tu vida

  • hace 2 meses

Mucho trabajo y poco sueño: un común denominador en la historia de demasiados padres y madres de familia que definitivamente no va a tener un desenlace feliz. Y una práctica que tus hijos no deben heredar ni siquiera en épocas de exámenes.

A lo mejor no sabías que la falta de sueño es muy perjudicial para nuestro cuerpo y nuestro cerebro, pero es nuestro deber prevenirte: Mientras más corto sea tu sueño, más corta será tu vida.

Matthew Walker, profesor de neurociencia y psicología de la Universidad de Berkeley, en Estados Unidos, es el autor de un libro titulado "Por qué dormimos", donde explica todo lo que deberías saber sobre el sueño. Pero mientras lo consigues, te vamos a resumir algunos de los pasajes más importantes para que aprendas cómo desarrollar hábitos de vida más saludables

Primero, lo primero: Por qué es tan importante dormir bien

"Si quieres llegar a la vejez y mantenerte sano el mayor tiempo posible, deberías invertir en una buena noche de sueño", coinciden todos los estudios. Dormir brinda tantos beneficios que el profesor Walker ha comenzado a presionar a los médicos en Estados Unidos para que lo prescriban. Por supuesto, el sueño tiene que suceder de forma natural pues muchos estudios relacionan las pastillas para dormir con un mayor riesgo de cáncer y mortalidad.

¿Qué pasa en nuestro cuerpo si no dormimos lo suficiente?

Todos, TODOS los sistemas fisiológicos más importantes de nuestro organismo y cada conexión con la mente pasan por una revisión general mientras dormimos. Muchas enfermedades tienen estrecha relación con la falta de sueño. Alzhéimer, cáncer, enfermedades cardiovasculares, obesidad, diabetes, depresión, ansiedad e incluso el suicidio.

Entonces, ¿cuántas horas deberías dormir?

Por lo menos de siete a nueve horas. "Si duermes menos de siete horas tu sistema inmunológico y tu rendimiento cognitivo comenzarán a verse afectados", menciona Walker.

Uno de los principales problemas originados por la falta de sueño es que no te das cuenta del real daño que te está causando cada noche de sueño corto. Para explicarlo mejor: Imagina a una persona en un bar, con varias copas de más, que saca las llaves de su auto y dice: "No te preocupes, estoy perfecto, puedo manejar". Él piensa que está bien, pero no lo está.

Mientras menos dormimos, más nos cuesta entrar a la fase REM (Rapid Eye Movement), el ciclo donde soñamos. Es muy perjudicial interferir con la fase REM, ya que es vital para la creatividad y salud mental.

Pero, ¿por qué dormimos menos cada vez?

1. Falta de conocimiento. La comunidad científica sabe lo crucial que es dormir bien, pero hasta ahora no ha sido capaz de comunicarlo de forma efectiva al público en general. La mayor parte de las personas no entiende por qué dormir es importante.

2. Ritmo de vida. En general estamos trabajando más horas y pasamos más tiempo yendo y viniendo del trabajo. Dejamos la casa muy pronto en la mañana y volvemos tarde en la noche, y naturalmente no queremos dejar de pasar tiempo con nuestra familia y amigos. Estar con la familia, salir con amigos, ver la televisión... al final se nos come nuestro día y sacrificamos horas de sueño.

3. Actitudes y creencias. 
Dormir no está bien visto por la sociedad. Si le dijeras a alguien que duermes nueve horas, probablemente pensarían que eres un holgazán. Así que estigmatizamos el sueño y muchas personas presumen de lo poco que duermen cada noche. Esto no fue siempre así. Nadie pensaría que un bebé que duerme es perezoso, porque sabemos que dormir es absolutamente esencial para su desarrollo. Pero esta noción cambia cuando llegamos a la edad adulta. No sólo abandonamos la idea de que dormir es necesario, sino que castigamos a las personas por dormir cuando lo necesitan.

4. La falta de luz natural. 
No nos gusta estar sin luz cuando oscurece. Pero la oscuridad es necesaria para liberar una hormona esencial llamada melatonina que nos ayuda a dormir bien. Desgraciadamente, uno de los efectos secundarios del progreso es que estamos constantemente bajo luz artificial. Esto empeoró con la llegada de las pantallas LED, ya que proyectan una potente luz azul que bloquea la melatonina.

5. Temperatura. 
Otro efecto secundario inesperado del progreso: ya no experimentamos el flujo natural de frío y calor durante el periodo de 24 horas. Todos queremos hogares cálidos, pero también necesitamos un poco de frescura para dormir bien. Nuestro cerebro y nuestro cuerpo necesitan reducir esa temperatura central, aproximadamente a 1 ºC menos, para que nos relajemos de forma natural. Si tienes aire acondicionado o calefacción en casa y quieres dormir bien programa tu termostato a 18 ºC por la noche.

¿Puedo acumular horas de sueño para revertir el daño? 

"Tranquilo", te dirá algún amigo, "Si no has dormido bien puedes recuperar sueño"No, no puedes. No puedes revertir el daño ni recuperar las horas de sueño perdidas, pero nunca es demasiado tarde para cambiar tus hábitos y empezar a preocuparte por tu salud corporal y mental.

No te servirá de nada la costumbre de dormir poco entre semana y "recuperar sueño" durante el fin de semana. Hacer esto se llama bulimia del sueño. Lo que sí puedes hacer es cambiar tus hábitos.

"Los estudios muestran que las personas que antes dormían mal, pero cambiaron sus costumbres y empezaron a dormir más, evitaron el deterioro degenerativo y el Alzheimer por más de diez años en comparación con las personas que no cambiaron sus hábitos", afirma Walker..

Somos la única especie que se priva de dormir de forma deliberada sin motivo aparente. Recuerda que una sola noche de mal sueño puede afectar nuestro cuerpo y nuestro cerebro.

Fuente: https://elcomercio.pe/tecnologia/ciencias/salud-duermas-corta-sera-vida-noticia-531405 

Anterior
Siguiente »

    Comentarios