¿Por qué los niños se muerden las uñas?

  • hace 2 meses

Es bastante común que los niños se muerdan las uñas. De hecho, esta mala costumbre también la tienen muchos adultos. Seguramente en algún momento has visto a tu hija o hijo mordiéndose las uñas y lo primero que le has dicho es que deje de hacerlo. Sin embargo, lo siguen haciendo. Repetimos, este problema es bastante común, pero también es una realidad que se debe de evitar, ya que puede provocar una serie de daños, tanto física, como psicológicamente.

¿Qué es la onicofagia?

Es la conducta de comerse las uñas compulsivamente. En caso esta mala costumbre perdure por varios años, se pueden desarrollar varias lesiones físicas. Por ejemplo: problemas en los dientes, deformación de las cutículas, infecciones, hongos, verrugas, entre otros. Además, también hay casos de onicofagia más graves, donde la infección provoca la pérdida total de las uñas.

En cuanto a los niños, los problemas pueden ser bastante negativos, comprometiendo su desarrollo, salud bucodental infantil y sobre todo su autoestima.

Pero, ¿por qué los niños adquieren este mal hábito?

Si bien es cierto, los niños aprenden con el ejemplo y es muy probable que lo hayan heredado de familiares o compañeros de aula. La adopción de este problema incluso puede suceder por llamar la atención de los padres, por curiosidad, ansiedad, aburrimiento o simplemente para aliviar el estrés.

¿Cuánto tiempo dura esta etapa?

Cada caso es distinto, pero en la mayoría, la onicofagia desaparece con la edad, siendo factor determinante la madurez y capacidad para sobrellevar los problemas. Si perdura, lo mejor será llevar al menor al psicólogo y determinar un tratamiento adecuado según las necesidades que presente.

Entonces, ¿qué podemos hacer para evitar que se muerdan las uñas?

Por ser un mal hábito bastante común y fácil de superar, lo más probable es que en mismo niño o niña lo abandone por sí mismo, sin embargo, si no lo deja, estos tips súper fáciles de aplicar te pueden ayudar:

  • No lo regañes ni castigues: Si has notado que tu hijo se muerde las uñas, no lo grites ni te desesperes, mejor opta por mantener la calma y conversar sobre el problema.
  • Averigua las causas: No van a importar mucho los remedios que apliques si es que no reconoces la causa del problema. Conversa con tus hijos, explícales cómo les puede afectar esa costumbre y trata de indagar los motivos. Pregúntales si se sienten nerviosos o ansiosos cuando lo hacen. En caso las sospechas sean ciertas (de alguna variante psicológica detrás del problema) acude al psicólogo inmediatamente para que te ayude.
  • Matricula al pequeño o pequeña en actividades alternativas (manualidades, idiomas, pintura, entre otros) que le interesen para que se distraiga. De esta forma, además, podrá olvidar tensiones o nerviosismos. Por otra parte, los deportes pueden ser un buen mecanismo para controlar la energía del menor y, sobre todo, de mantenerlo súper saludable.

Listo, ahora ya sabes todo lo que necesitas sobre esta conducta tan común entre los más pequeños de la casa. Recuerda prestarle atención al niño o niña apenas notes signos de este problema y ten mucha paciencia, porque si para ti es difícil, imagínate para ellos... Ahora sí, ¡mucha suerte!

Fuente: 

https://eresmama.com/los-ninos-se-muerden-las-unas/

Anterior
Siguiente »

    Comentarios