Cómo enseñarles a los niños a ser buenos peatones desde pequeños

  • hace 8 meses

Una de las primeras cosas que les enseñamos a nuestros hijos desde que son pequeños, es a cruzar la pista. Tomándolos de la mano o bajo una supervisión constante, les vamos mostrando, poco a poco, la manera correcta en la que deben hacerlo. Sin embargo, existen muchas ocasiones en las que nuestros pequeños diablillos hacen caso omiso a lo que les decimos y cruzan la calle como si fuera un tranquilo sendero sin peligro alguno. Es entonces cuando nos preguntamos: ¿Cómo podemos enseñarles a nuestros hijos a ser buenos peatones y, lo más importante, que lo pongan en práctica? Aquí te dejamos unos consejos.


  • Nada mejor que educar con el ejemplo. Como padres, seamos los primeros en respetar las señales de tránsito peatonal. 
  • Al cruzar cualquier calle, intenta hacerlo siempre por el cruce peatonal. Así tus hijos harán lo mismo cuando estén solos.
  • Llévalo a un lugar donde haya semáforos y explícale, con ejemplos prácticos, cómo es que deben cruzar la pista. Recuerda que enseñarles a través de experiencias genera mucha mayor recordación en ellos.
  • Háblale sobre los accidentes de tránsito que pueden sufrir si no respetan las señales. Ya sea por no hacer caso al semáforo o viajar sin cinturón de seguridad, recuérdale que todo tendrá una consecuencia.
  • Recálcale que tanto las motos como las bicicletas son igual de peligrosas que los autos y que deben tener los mismos cuidados.
  • Recuérdale que ser buenos peatones también implica comportarnos correctamente cuando estemos dentro de un vehículo, por ejemplo, permanecer siempre sentado y con el cinturón de seguridad.
  • Explícale que lo correcto es bajar y subir del auto por la puerta que da a la vereda y, durante el recorrido, no debe molestar al conductor ni sacar los brazos o cabeza por la ventana.
  • Si por los lugares donde tu pequeño transita, no hay una vereda cerca, enséñale que siempre debe caminar por el lado izquierdo y en sentido contrario a los vehículos. 
  • Si alguna vez su pelota cae a la pista, recuérdale que no debe correr detrás de él, sino asegurarse de que no haya ningún auto a la vista y luego ir por su juguete.
  • Muchos accidentes suceden porque algunos autos retroceden y no ven que hay pequeños parados muy cerca de ellos. Es importante que les enseñes a tus hijos a no pararse detrás de ningún vehículo y tampoco a cruzar la pista entre ellos cuando estén estacionados por el tráfico.
  • Por último, una lección muy importante para ellos, será la de tener consideración con ciertos peatones, como los ancianos o minusválidos o adultos con niños pequeños.


Estamos seguros de que pondrás en práctica estos consejos y de que, poco a poco, tu hijo se irá convirtiendo en un excelente peatón. No olvides que tienes una gran responsabilidad en ello y que el mejor ejemplo para él, siempre serás tú.

Anterior
Siguiente »

    Comentarios