Cómo debes reaccionar cuando tu hijo sufre un accidente

  • hace 2 años

Tu niño está cargado de energía y siempre busca la manera de quitarse el aburrimiento jugando en cualquier lugar ignorando por completo los peligros a los que se expone. Tu tarea es saber cómo reaccionar ante un accidente y, así, ayudarlo a reducir posibles daños.

Caídas

Las caídas son los accidentes más comunes en los niños y pueden causar desde simples raspones hasta fracturas. 

Raspaduras

Primero debes limpiar la herida con agua corriente y fresca. La limpieza tiene que ser desde el interior hasta el exterior en círculos. Luego desinfecta la herida con un antiséptico. Finalmente, cúbrela con una gasa. Evita usar algodón porque este dejará residuos en la herida. 

Fracturas

Una fractura requiere la atención especializada de un médico, pero en lo que llega la ambulancia puedes hacer lo siguiente:

  • Evita moverlo si sospechas que la lesión ocurrió en la cabeza, piernas o espalda. 
  • Coloca compresas frías sobre la zona afectada.
  • Si notas que la piel presenta ruptura, entonces se trata de una fractura expuesta. En este caso debes tapar inmediatamente la herida para evitar infecciones. 

Intoxicación

La intoxicación más común en los niños es por la vía digestiva y lo primero que debes hacer es identificar el tóxico que ha ingerido. Si tu pequeño está consciente y puede hablar, pregúntale qué ha ingerido, cuándo y en qué cantidad. Si no puede responderte, busca a su alrededor un frasco, envase o bolsa con contenido toxico. También puedes oler sus manos y boca para intentar identificar el tóxico. Hay algunos como la lejía, que tienen olor fuerte y son fáciles de reconocer. Es importante identificar el toxico, así en el hospital sabrán con certeza cómo actuar. 

Si el niño está consciente y ha ingerido medicamentos, perfumes, alcoholes, cremas o maquillaje, insecticidas, pesticidas o raticidas, puedes inducir el vómito. No lo hagas vomitar si está inconsciente o tiene convulsiones. En ese caso, llama a emergencias y que envíen una ambulancia. Mientras esta llega, consulta si puedes darle agua o leche para intentar diluir el producto toxico en su organismo y evita utilizar otros remedios caseros que podrían empeorar la situación.

Electrocución

La electricidad puede causar una fuerte sacudida en el cuerpo de tu hijo, una quemadura o incluso un paro cardíaco. Aunque la exposición a la electricidad haya sido mínima, lleva a tu hijo al médico, es posible que sus órganos se hayan visto afectados. 

¿Qué hacer?

  • Primero desconecta inmediatamente la llave de electricidad de la casa. Luego, aparta el objeto que produjo el accidente con un palo, un zapato de goma o un periódico enrollado.
  • Si el choque eléctrico ha sido muy fuerte y ves que hay fuego en su ropa, usa una manta para apagarlo.
  • Lleva al niño a un lugar seco y seguro. Verifica si está respirando. Si no lo está haciendo ponlo boca arriba y sigue estos pasos:

1. Coloca una mano sobre su esternón (en medio del pecho). Coloca tu otra mano sobre la primera y realiza 30 compresiones. Hazlo rápido y fuerte. Asegúrate de contar cada compresión. 

2. Levanta su barbilla e inclina su cabeza hacia atrás. Acerca tu oído a su nariz y asegúrate de que esté respirando. 

3. Si aún no respira, cubre firmemente su boca con la tuya y ciérrale la nariz con tus dedos. Asegúrate de que su barbilla esté levantada. Realiza dos respiraciones boca a boca de un segundo cada una. Al hacer esto, su pecho debe levantarse. 

4. Repite las compresiones y respiraciones boca a boca hasta lograr que tu hijo respire o hasta que llegue la ambulancia.

Atragantamiento

Cualquier objeto pequeño que tu hijo se lleve a la boca puede causar un atragantamiento. La manera más eficiente de actuar en este caso es realizando la maniobra de Heimlich

1. Realiza un puño con una de tus manos y colócala alrededor de su cintura. Asegúrate de que tu dedo pulgar esté entre su ombligo y la parte más baja de sus costillas.

2. Estira la otra mano y colócala sobre tu puño. Luego, haz presión contra el abdomen hacia adentro y hacia arriba. Presiona varias veces hasta que el objeto extraño sea expulsado. 

Puedes encontrar más información sobre este tipo deaccidentes en esta nota: Qué hacer si tu hijo se atraganta con la comida.


Ten en cuenta estos pasos para que reacciones rápida y eficientemente ante un accidente. Nunca está de más estar preparado para dar auxilio. 

Anterior
Siguiente »

    Comentarios