Esta es la mejor forma de motivar a los niños a hacer sus tareas escolares sin obligarlos

  • hace 1 mes

Lograr que nuestros hijos e hijas hagan sus deberes sin tener que pedirles más de dos veces puede ser un reto para los padres. Sin embargo, la mejor forma de motivar a los niños y niñas a hacer sus tareas escolares sin obligarlos es siguiendo algunas pautas y aplicando ciertas estrategias. ¿Quieres saber cómo? ¡Toma nota!

Esta es la mejor forma de motivar a los niños a hacer sus tareas escolares sin obligarlos

Repetirles a tus hijos e hijas cientos de veces que hagan sus tareas escolares no es una buena estrategia. Los siguientes consejos son súper sencillos y te ayudarán a disciplinar y a motivar a los niños y niñas a hacer sus deberes sin tener que obligarlos ni aplicar castigos o recompensas por ello. Es más, hasta podrías lograr que tomen la iniciativa. 

Si bien la educación a distancia puede ser un reto, hay formas de motivar a los niños y niñas a hacer sus tareas escolares. Para ello, ten en cuenta lo siguiente:

Fija un horario para hacer los deberes

Intenta establecer un horario fijo en el día para estudiar y hacer las tareas con tu hijo o hija. Este horario debe cumplirse siempre y convertirse en un hábito o rutina. Lo ideal es que sea por la mañana, después de que tu pequeño o pequeña haya tomado un desayuno saludable. Así, tendrá más energía, ya que si eligen estudiar por la noche, tanto tu hijo o hija como tú se van a aburrir y cansar rápido.

Crea un ambiente de estudio

Lo ideal es que tu hijo o hija haga sus tareas escolares en un escritorio limpio, en una silla cómoda y en un lugar con bastante iluminación. Puedes crear un espacio de estudio en algún lugar de la casa o en su habitación. Eso sí, procura que no haya distracciones cerca. Este espacio debe motivarlo a concentrarse en el estudio.

Elimina las distracciones

Al momento de hacer las tareas escolares, no debe haber ninguna distracción: televisores, juguetes, mascotas, comida, bulla, etc. El pequeño o pequeña tiene que estar en un ambiente propicio para el estudio, en donde pueda concentrarse y tener todo lo que necesita a la mano.

Asegúrate de que tenga todos los materiales que necesita 

Para evitar tener que interrumpir la tarea para ir a buscar la regla o la goma, asegúrate de que todos los materiales necesarios estén en el escritorio o cerca. Si es necesario, puedes ayudarlo o ayudarla cuando necesite utilizar las tijeras o la computadora.

Esta es la mejor forma de motivar a los niños a hacer sus tareas escolares sin obligarlos

Supervisa y acompaña, pero no le hagas la tarea

Es importante que supervises que se cumplan los horarios y los objetivos, además de acompañar a tu hijo o hija en el momento que surja alguna dificultad. Sin embargo, recuerda que es él o ella quien debe pensar y encontrar la solución. Tú solo debes guiar y orientar. Si al final le haces los deberes, no aprenderá y será más difícil que pueda hacer sus tareas escolares por su cuenta.

Anima a que tome apuntes a mano y lea en voz alta

Hacer esquemas y resúmenes escritos a mano es una gran forma de aprender, sintetizar y recordar lo estudiado, pero también de reforzar la escritura. Asimismo, leer en voz alta le ayudará a mejorar su comprensión lectora, además de trabajar la memoria y la concentración. El uso de las tecnologías aporta muchos beneficios a la hora de estudiar, pero no debemos dejar de lado la forma tradicional.

Alterna asignaturas y temas

Alternar asignaturas sirve para estudiar con mucha más facilidad, sobre todo, si notas que tu hijo o hija se ha estancado. Lejos de desconcentrar, se reactiva su atención. Por ejemplo, primero los ejercicios de matemáticas, después lenguaje y, luego, vuelvan al tema de matemáticas.

Permítele momentos de descanso 

Las sesiones de estudio largas pueden agobiar tanto a tu hijo o hija como a ti. No porque estudie más horas seguidas va a aprender más. Por el contrario, se puede aburrir y perder la motivación. Cuando eso pase, es señal de hacer una pausa. Las pausas son necesarias para despejar la mente, estirar el cuerpo y retomar energías. 

No lo presiones

Si quieres que tu hijo o hija aprenda de la mejor manera, se deben evitar los gritos, castigos y amenazas. Eso solo logrará que se bloquee, que sienta inseguridad y vea los estudios como algo negativo. El ambiente debe ser calmado y entenderse que equivocarse es parte del aprendizaje.

Celebra sus logros

Si bien siempre esperamos lo mejor de nuestros hijos e hijas a nivel académico, no debemos exagerar con las expectativas. Los objetivos que se planteen deben ser realistas y alcanzables para el niño o niña. Así, evitaremos que se frustre de más. Mejor es poner pequeñas metas y celebrarlas cada vez que se cumplan. De esta manera, se podrán convertir en personas seguras de sí mismas, con alta autoestima y dispuestas a afrontar retos. Poco a poco, podemos ir subiendo el nivel, pero siempre respetando el proceso de aprendizaje del niño o niña y sus tiempos. Recuerda que no todos aprendemos a la misma velocidad.

Por último, una buena forma de mantener organizados y motivados a los niños y niñas es dándoles una agenda en donde apunten lo que deben hacer cada día y en cada horario. Pueden decorarla de la forma que más les guste y utilizar los colores que deseen. Que fluya su creatividad. 

Recuerda que tú eres el ejemplo y debes mostrar una buena actitud frente a las responsabilidades escolares, y no mostrar fatiga o flojera a la hora de ayudarlo con sus estudios. Si tu hijo o hija ve tu entusiasmo, él o ella también lo sentirá.

Fuente:

www.guiainfantil.com

http://iip.ucr.ac.cr

Anterior
Siguiente »

    Comentarios