5 consejos para que tus hijos coman todos sus alimentos

  • hace 1 año

Hacer que tus hijos coman puede ser todo un reto. Existen días en los que tienen mucho apetito y acaban todo, pero otros en los que apenas prueban su plato, pues aseguran estar satisfechos. Como padre es imposible no preocuparte, la falta de alimentos puede afectar la salud de tus pequeños. Presta atención a estos consejos que te presentamos a continuación y consigue que tus hijos dejen limpio su plato.  

Consejo #1: no lo fuerces a terminar todo

Obligarlo a quedarse sentado en la mesa por horas hasta que termine todo lo que hay en su plato no es la mejor forma de hacer que coma. Los niños pueden empezar a comer con ganas, pero es normal si después se sienten llenos y no quieren más, incluso si apenas han probado algunos bocados. Obligarlo a comer puede alterar su sensación de saciedad y originar un problema de obesidad en el futuro.

Consejo #2: genera un ambiente agradable

Crea un buen ambiente en la mesa para que tu hijo asocie la hora de comer con algo agradable. Para lograrlo, hay que alejar todo tipo de distractores, como el televisor, celulares, tabletas, discusiones en la mesa, entre otros. No acostumbres a tu hijo a comer viendo su programa favorito. Enséñale a concentrarse y a disfrutar cada una de sus comidas. 

Consejo #3: come en familia

¿Recuerdas cómo eran los almuerzos cuando eras niño? Seguramente toda tu familia se sentaba alrededor de la mesa para hacerlo. Sería bueno que continúes con esa costumbre ahora que tienes tu propia familia. La razón es que, desde su primer año, los niños aprenden todo a base de imitación y ver sus padres comiendo los animará a hacerlo también.

Consejo #4: prepara la comida con ellos

Otra forma de estimularlos es hacer que te ayuden en la cocina. Es posible que en más de una ocasión ellos se hayan ofrecido a ayudarte, así que, cuando lo hagan, pídeles cosas simples como cortar la lechuga con las manos, decorar los platos o pelar las arvejas. Involucrarlos en la preparación de los alimentos les abrirá el apetito.

Consejo #5: realiza algunos juegos

Distraer a los niños con el televisor o con vistosos videos en el celular puede ser un mal hábito porque evitará que el niño coma de forma consciente. En cambio, realizar juegos como  "hacer el avión con la cuchara" puede ayudar a quitar la tensión. Es importante que el juego se centre en lo que el niño está comiendo. Recuerda, ¡el buen humor hará que tenga más apetito!

Tu hijo está en pleno crecimiento y necesita comer bien. Si a pesar de haber puesto en práctica estas recomendaciones tu pequeño no come, consulta a su pediatra, puede que su falta de apetito sea un signo de una problema mayor y no un simple "berrinche". 

Fuente: Crecer Feliz

Anterior
Siguiente »

    Comentarios