Mejor prevenir: Guía básica para un mejor conocimiento de los desastres naturales

  • hace 1 año

Un desastre natural puede ocurrir en cualquier momento. Y aunque muchos desastres son inevitables, hay que estar preparados para afrontar cualquier eventualidad y siempre reducir el riesgo al mínimo. ¡Alístate ahora porque mañana podrías necesitarlo!

En el Perú, hay que poner especial atención a 3 desastres naturales con el potencial de causar daños extremos: terremotos, inundaciones y heladas. Toma lápiz y papel para que tengas claro cómo afrontarlos con éxito.

Terremotos

Un terremoto es un movimiento brusco de las capas de la tierra causado por la liberación de energía acumulada. Los terremotos suceden sin previo aviso, el siguiente podría ocurrir en 10 años… o en 10 minutos. Por este motivo hay que empezar las acciones de prevención inmediatamente. En casa debes asegurar bien todos los estantes, muebles y cuadros para que no se caigan ante un movimiento sísmico. Además, refuerza las lámparas que cuelgan del techo y almacena los artículos inflamables en un lugar seguro. En caso de que vivas en un edificio debes identificar los lugares más seguros de la estructura, así como el mobiliario más resistente de tu apartamento (recuerda el famoso triángulo de vida). No utilices el ascensor ni las escaleras para bajar, es preferible quedarte dentro. Si estás en el exterior cuando empieza el terremoto debes encontrar inmediatamente un lugar abierto, alejado de edificios, árboles o postes de alumbrado público. Aprende a identificar las zonas de seguridad externos de los lugares que frecuentas. Por último, siempre ten una mochila de emergencia lista, si lo consideras necesario ten una en la casa y otra en el auto familiar. ¿Qué ponerle a la mochila? Documentos que te identifiquen, botellas de agua, alimentos no perecibles, mantas o bolsas de dormir, una navaja multiusos, un botiquín de primeros auxilios, una radio y baterías, artículos de aseo personal, entre otras cosas.

Inundaciones

La principal causa de las inundaciones son las lluvias torrenciales. Y se pueden volver más graves a causa de la sociedad misma. Por ejemplo, si los desagües y canaletas están obstruidos o si se asfalta una zona por donde suele pasar el agua naturalmente. ¿Qué hacer? Si vives en una zona propensa a inundarse sigue estos consejos: tus pertenencias más importantes (documentos por ejemplo) colócalos en un contenedor a prueba de agua, procura no tener aparatos eléctricos en el suelo y planifica junto con tu familia una ruta de escape. Durante la inundación ve a terreno alto y mantente al tanto de las noticias por medio de una radio a batería. Cuando todo acabe comprueba que tu vivienda no tiene daños estructurales antes de ingresar a ella.

Heladas

Cuando la temperatura del aire desciende tanto que es capaz de congelar el agua se declara una Helada. En nuestro país, el frío más intenso se siente en las provincias de Puno, Apurímac, Arequipa, Cusco, Junín y Tacna. A pesar de que cada año hay heladas, las terribles consecuencias siempre son las mismas: fallecimientos por neumonía, viviendas destrozadas y cultivos perdidos. ¿Cómo protegerte de una helada? Prevención. Debes evitar el paso del aire a la casa y a los lugares donde se refugian los animales. También, hay que evitar charcos después de regar. Prepara tu ropa de abrigo y ponle especial atención al cuidado de niños y personas mayores.

Anterior
Siguiente »

    Comentarios