Leche de almendras para niños: ventajas e inconvenientes

  • hace 2 meses

Durante el primer año es vital para el bebé consumir leche materna, porque esta aporta la cantidad necesaria de nutrientes que garantizan su desarrollo, crecimiento y su capacidad de defensa. Además, la leche materna debe ser la única comida del bebé durante los primeros seis meses de nacido y luego complementarla con sólidos para fortalecer su dieta.   

Por lo tanto, pensar en reemplazar la leche materna por leche de almendras u otros sustitutos durante los primeros seis meses, al menos, no es lo recomendable. En todo caso, si por algún motivo no puedes dar de lactar, consulta con tu pediatra para que te recomiende la mejor solución.

Pero, ¿en qué consiste la leche de almendras?

El proceso de elaboración es simple, una vez que estén peladas y secas las almendras, añadimos agua, licuamos, colamos y listo. Para los adultos, esta leche es súper beneficiosa y saludable, pero recién se les debe dar a los pequeños al cumplir los dos años. Superada esta edad, podemos incluirla en su dieta una vez que sepamos que no son alérgicos a los frutos secos.

Beneficios:

  • Aporta calcio. Básico para el desarrollo de los huesos.
  • Contiene grandes cantidades de magnesio, ácido fólico y vitaminas B1 y B2, que ayudan al fortalecimiento de pelo y uñas.
  • Ayuda en caso de diarreas y vómitos, ya que contiene electrolitos.
  • No contiene colesterol.
  • Contiene fibras que mejoran el tránsito intestinal y cuidan las paredes del intestino.

Los mencionados anteriormente son algunos de los beneficios que tiene la leche de almendras, pero ahora te diremos las razones por las que no debes sustituir la leche materna por esta alternativa.

¿Por qué no incluir la leche de almendras en la dieta de un menor de 2 años? 

  • Si en lugar de elaborarla en casa la compramos, lo más probable es que la leche tenga un gran contenido de azúcar, ya que los productos comerciales la incluyen para darle "mejor" sabor.
  • Es cierto que esta alternativa contiene calcio, sin embargo, no es lo mismo que consumir lecha materna. 
  • El nivel de vitaminas y minerales no es muy alto.
  • Si el pequeño es alérgico lo mejor es esperar a que cumpla dos años o recurrir al pediatra para que absuelva cualquier duda.
  • Se tiene que usar con mesura, porque es posible que la leche de almendras contenga compuestos químicos que interrumpan la absorción del yodo.

Les recordamos nuevamente que ninguna opción puede sustituir a la lecha materna. Ya sabes, ¡prevenir siempre es mejor!  

 

Fuente:

https://www.babysec.com.pe/nota/leche-de-almendras-para-ninos-ventajas-e-inconvenientes

https://www.guiainfantil.com/articulos/alimentacion/ninos/leche-de-almendras-para-ninos-ventajas-e-inconvenientes/ 

Anterior
Siguiente »

    Comentarios