¿Qué pasa si hay caries en los dientes de leche? Y por qué debes tratarlas

  • hace 1 mes

La sonrisa de un niño, con sus dientes de leche brillantes y saludables, es una fuente de alegría para cualquier padre. Sin embargo, la salud dental de los pequeños puede estar en riesgo debido a la presencia de caries, un problema bastante común que a menudo subestimamos en casa debido a que los dientes de leche tienen un tiempo corto de permanencia. Sin embargo, es crucial entender que las caries en dientes de leche deben curarse, pues de esta manera podemos garantizar la salud dental de nuestros niños a largo plazo. Si tienes dudas o inquietudes sobre la salud de tu hijo o hija, te recomendamos contar con un seguro de salud, donde tendrás evaluaciones y una orientación adecuada.

Qué son las caries

Una carie, también conocida como cavidad dental o caries dental, es una enfermedad dental común que se caracteriza por la destrucción progresiva del tejido duro del diente, incluyendo el esmalte, la dentina y, en casos avanzados, el tejido pulpar. Las caries son causadas principalmente por la acción de las bacterias que se encuentran en la placa dental, las cuales producen ácidos que corroen y desmineralizan el esmalte dental, formando pequeñas aberturas o cavidades en la superficie del diente. Si no se trata, una carie puede continuar avanzando hacia las capas más profundas del diente, causando dolor, infección e incluso la pérdida del diente afectado. 

Causas de las caries 

¿Caries en dientes de leche? Aquí te contamos por qué debes tratarlas

Las caries son causadas principalmente por la acumulación de placa bacteriana en los dientes. Esta placa se forma cuando los azúcares y almidones en los alimentos y bebidas se combinan con las bacterias de la boca, creando ácidos que corroen el esmalte dental. En los dientes de leche, la capa de esmalte es más delgada que en los dientes permanentes, lo que los hace más susceptibles a las caries.

Síntomas de las caries en los dientes de leche

No siempre es fácil detectar caries en los niños pequeños, si no hasta que han avanzado mucho y es fundamental estar atento a las señales. Los síntomas comunes incluyen dolor o sensibilidad al comer o beber, manchas blancas o marrones en los dientes, mal aliento y dificultad para masticar. Si notas alguno de estos síntomas en tu hijo, es importante llevarlo al dentista lo antes posible para un diagnóstico y tratamiento adecuados.

Qué sucede si las caries no se atienden

Contrario a lo que solemos pensar debido a su corta vida, las caries en los dientes de leche pueden convertirse en un serio problema, por lo que atenderlas debe ser siempre una prioridad en la salud bucal de los niños. La falta de tratamiento para las caries en los dientes de leche puede tener consecuencias graves a largo plazo. Las caries no tratadas provocan dolor intenso, infecciones, abscesos dentales e incluso la pérdida prematura de los dientes de leche. 

Los dientes picados no serán tan efectivos para la masticación, indispensable en el proceso de absorción de nutrientes, lo que podría interferir con el desarrollo y bienestar físico de tus pequeños. Además, las caries en los dientes de leche pueden afectar la salud dental de los dientes permanentes que están debajo, causando problemas de alineación y desarrollo, provocando bruxismo, dientes rotos o gastados, mala mordida y temas estéticos.

Recomendaciones para prevenir caries 

¿Caries en dientes de leche? Aquí te contamos por qué debes tratarlas

A pesar de que las caries son comunes y pueden afectar de manera significativa y hasta permanente la salud bucal de nuestros hijos, existen medidas simples que se pueden tomar para prevenir las caries en los dientes de leche. 

Higiene dental regular: Enseña a tus hijos a cepillarse los dientes al menos tres veces al día con pasta dental fluorada. Asegúrate de que el cepillo que utilizan es del tamaño justo para ellos y supervisa su cepillado para asegurarte de que estén alcanzando todas las áreas de la boca.

Limita el consumo de azúcar: Reduce la ingesta de alimentos y bebidas azucaradas, como caramelos, galletas y refrescos. Estos alimentos contribuyen a la formación de placa bacteriana y aumentan el riesgo de caries.

Promueve una dieta saludable: Ofrece a tus hijos una dieta equilibrada y rica en frutas, verduras y lácteos. Estos alimentos no solo son buenos para su salud general, sino que también ayudan a fortalecer sus dientes.

Visitas regulares al dentista: Programa visitas regulares al dentista desde una edad temprana. El dentista puede identificar y tratar cualquier problema dental antes de que se convierta en una situación más grave.

Selladores dentales: Considera la aplicación de selladores dentales en los dientes de leche de tus hijos. Estos recubrimientos ayudan a proteger los dientes contra la acumulación de placa y las caries.

Prevenir las caries en los dientes de leche de tu pequeños, es sin duda alguna la mejor acción que puedeS tomar para mantener una salud bucal óptima en ellos, pero si las caries aparecen en sus dientecitos, tratar y curar de manera oportuna este mal, es crucial para garantizar una sonrisa saludable y feliz en el futuro. Crea hábitos saludables de higiene bucal, sé un gran ejemplo para ellos y aliméntalos con productos naturales que no dañen su dentadura. No olvides visitar regularmente al dentista para que los niños estén siempre sanos y no asocien esas vistas al dentista con dolor intenso o el temor de una curación mayor. Proteger la salud dental de tus hijos siempre será una gran idea. Comienza hoy mismo.

Anterior
Siguiente »

    Comentarios