Camarotes para niños: medidas de seguridad

  • hace 3 semanas

Los camarotes son muy prácticos a la hora de ahorrar espacios en una habitación, ya que hay una cama arriba y otra debajo. Además, algunos modelos son bien divertidos y a los niños les encanta tener que trepar para llegar a su cama. Sin embargo, si no tienes ciertas precauciones, puede llegar a ser peligroso. Para estar prevenidos, existen ciertas medidas de seguridad que los padres deben tener en cuenta a la hora de optar por un camarote para sus hijos.

Camarotes para niños: medidas de seguridad

Camarotes para niños: medidas de seguridad

Si decides colocar una camarote en la habitación de tus hijos, debes tener en cuenta las siguientes recomendaciones para mantenerlos seguros.

  • No permitas que niños pequeños duerman en la cama de arriba. Las camas elevadas están hechas para niños mayores de 6 años. Recuerda que los niños menores no tienen la coordinación para subir y bajar con cuidado y tienen un alto riesgo de caerse. También ten muy claro que las medidas de los camarotes son para niños grandes. Así, por ejemplo, un niño pequeño puede quedar atrapado en los huecos de las escaleras o de las barandas.
  • Instala el camarote en una esquina, con pared en dos lados. Este no solo le da soporte a las camas, también elimina 2 de los 4 lados por donde se puede caer un niño de la cama.
  • Asegúrate de que el colchón de arriba quede bien ajustado en el marco y no se pueda salir por el borde.
  • Instala una escalera para llegar a la cama de arriba.
  • Coloca una lámpara con luz tenue o luz nocturna para que, si el pequeño quiere levantarse durante la noche, pueda ver la escalera y el camino.
  • Compra camarotes o camas elevadas con barandas en todos los lados de la cama. Evita aquellos que la tienen a un solo lado con la excusa que el otro lado va contra la pared, ya que la cama puede separase de la pared y el niños puede caerse o quedarse atrapado en el medio con alto riesgo de estrangulación.
  • Al momento de hacer la compra, asegúrate que el soporte del colchón de la cama superior este fijo a la estructura del camarote, de tal forma que ninguna fuerza aplicada desde la cama inferior pueda hacer que el colchón de la cama superior se suelte y se caiga.
  • En caso contrario, revisa que el colchón este sujetado por listones o alambres en la parte de abajo que lo encajonen en su sitio a los dos extremos. Un colchón que solo este sujetado por el marco de la cama o que no esté sujetado por listones puede caerse a la cama de abajo.
  • Ubica otros muebles (mesas de noche, sillas, etc.) lejos del camarote, de tal forma que el niño utilice únicamente la escalera para subir, y en caso de una caída, minimizar el riesgo de lesiones al caer sobre alguno de estos objetos.
  • Considera el uso de un tapete, para disminuir el impacto en caso de una caída.
  • Mantén lejos la cama elevada o camarote de las cortinas o persianas. No dejes cuerdas o cordones decorativos colgando de la cama superior o cerca. Todo esto aumento riesgo de estrangulamiento.
  • Si decides separar el camarote en dos camas gemelas, quita todos los conectores, clavos, o varillas de anclaje.
  • Nunca dejes que los niños jueguen en la cama superior, ya que esto puede debilitar la estructura del camarote, pudiéndose desplomar sobre el niño que duerme en la cama inferior o accidentes al caer al piso.

Procura que el camarote o cama elevada que quieras comprar tenga todas las medidas de seguridad. No te dejes llevar solo porque se ve bonito. En algunos países como Canadá y Estados Unidos, se recomienda comprar únicamente los camarotes que sigan los estándares internacionales de seguridad de la Sociedad Americana para Pruebas y Materiales o ASTM por sus siglas en inglés. Recuerda que siempre es mejor prevenir.

Fuente:

www.healthychildren.org

www.4niture4kids.com

Anterior
Siguiente »

    Comentarios