Primeros auxilios de verano: Aprende a tratar quemaduras solares

  • hace 9 meses

Con el pasar de los días el sol incrementará su calor, por ello, en caso sufras de alguna quemadura es importante que sepas cómo atenderla. Recuerda que la piel se te enrrojecerá y no querrás que ni te toquen, éstos son síntomas que podrían aquejarte, por eso, toma nota de los tips que te compartimos y aprende a aliviar esos malestares. 

 

Con respecto a las quemaduras producidas por los rayos del sol, hay 4 datos que debes conocer:

  • Entre las 11 am. y las 2 pm. son las horas en las que el sol está en su máxima expresión, por ello, se recomienda no exponerse a sus rayos durante este momento del día.
  • Es posible que los primeros signos de una quemadura solar no aparezcan durante unas cuantas horas. El efecto total para la piel puede tardar en aparecer 24 horas o más.
  • Cuando la piel empieza a ponerse dolorosa y roja, el daño está hecho. El dolor es peor entre las 6 y 48 horas posteriores a la exposición al sol.
  • La exposición al sol puede causar quemaduras de primer y segundo grado. Las quemaduras de primer grado afectan únicamente la epidermis, o capa externa de la piel, mientras que la de segundo grado involucra la epidermis y parte de la capa de la dermis de la piel, generando heridas a raíz de las ampollas.

 

 

Estos son algunos síntomas que podrías experimentar:

  • Piel roja y sensible que está caliente al tacto.
  • Ampollas que aparecen de horas a días después.
  • Reacciones graves (algunas veces llamadas alergia solar), incluyendo fiebre, escalofríos, náuseas o erupción cutánea.
  • Peladura de la piel en áreas quemadas por el sol varios días después de la quemadura solar.

 

 

Ahora lo más importante, cómo actuar: 

 

1. Mantente fuera del sol

Una vez que sientas el ardor de una quemadura solar, busca inmediatamente un lugar con sombra y cubre su cuerpo. Si estás en la playa o en una piscina; la arena, el agua salada y el cloro pueden agravar el dolor y posiblemente convertirse en una posible fuente de infección.

 

2. Enfría tu piel

Una ducha o baño fresco puede aliviar la inflamación de la piel de las quemaduras solares, trata de sumergirte en agua fría todo el tiempo que puedas pero sin exagerar, continúa enfriando la quemadura con compresas frías con hielo, pero OJO, no apliques hielo directamente a la quemadura solar; en su lugar, aplica una bolsa de hielo envuelta en una toalla en el área afectada durante cinco minutos. Vuelve a aplicar un par de veces al día según sea necesario.

 

3. Humecta la piel

Después de tomar una ducha o un baño, use una loción humectante suave para sellar la capa superior de la piel, protegiéndola de infecciones e irritación. Evita los productos con fragancia y repite este paso para mantener la piel quemada o pelada durante los próximos días.

 

 

4. Usa ropa suelta

La ropa suelta será más cómoda durante el período de recuperación. También debes quitarte los anillos apretados, pulseras o relojes si tus manos o brazos están quemados e inflamados. La ropa ajustada puede provocar ampollas dolorosas en la piel que ya está dañada.

 

5. Hidrátate

Las quemaduras solares atraen fluidos a la superficie de la piel más que en otras partes; para compensar ello, bebe mucha agua y otros líquidos para prevenir la deshidratación.

 

6. Toma medicación

También puedes reducir la inflamación tomando medicamentos antiinflamatorios. No solo reducirá la hinchazón y el enrojecimiento, sino que también te ayudará a lidiar con el dolor.

Los antiinflamatorios de venta libre como el ibuprofeno, el naproxeno o la aspirina pueden ayudar. Una vez que la hinchazón cede, las células de la piel pueden reparar la barrera de la piel quemada por el sol y generar piel nueva.

 

 

7. Protege las ampollas

Si aparecen ampollas, no intentes reventarlas o pelarlas, mantenlas limpias, secas y vendadas o cubiertos con una gasa durante el día. Puedes quitar los vendajes y cubrirlos ligeramente con una gasa para darle aire a la piel y evitar que el apósito cause picazón o irritación. Si tu piel se llega a desprender aplica una pomada antibiótica y luego cúbrala nuevamente con una gasa.

 

8. Acude al médico

 

Si bien con los anteriores tips puedes atender la mayoría de quemaduras de sol, recuerda que deberás buscar asistencia médica si tienes ampollas graves en una gran parte del cuerpo, si sientes fiebre y escalofríos, o si la ampolla está expulsando pus, ya que eso es un signo de infección.

 

Finalmente, cabe destacar que si bien los síntomas de la quemadura solar normalmente son temporales, el daño a las células de la piel con frecuencia es permanente, lo cual puede tener efectos serios a largo plazo, que incluyen cáncer de piel y envejecimiento prematuro de la piel. Por eso, más vale prevenir.

 

Fuentes: Medlineplus.gov / freemalaysiatoday.com 

 

Anterior
Siguiente »

    Comentarios