Explicación para niños: ¿Cómo se miden los terremotos?

  • hace 2 semanas

Los sismos conforman uno de los desastres naturales más frecuentes en el mundo. Un sismo de gran magnitud vendría a ser un terremoto, y puede llegar a ser muy perjudicial para la población y el ecosistema. ¿Cómo se originan? ¿Cómo se miden los terremotos? ¿Cómo explicarles a los niños de forma simple en qué consisten estas catástrofes naturales? En esta nota, resolvemos tus dudas.

 

Explicación para niños: ¿Cómo se miden los terremotos?

Los terremotos son temblores del suelo producidos por una brusca liberación de energía en la superficie de la Tierra, que se propaga en forma de ondas sísmicas, provocando unos movimientos vibratorios. 

¿Por qué suceden?

La superficie de la Tierra está hecha de placas que encajan entre sí, como un gran rompecabezas, y continuamente se mueven y se deforman sin que lo notemos. Cuando rompen por algún sitio, se produce el temblor o terremoto. En un año pueden haber más de 300.000 terremotos en todo el mundo, pero solo unos pocos tienen la intensidad suficiente para que los podamos notar. Dependiendo de la intensidad del sismo, las consecuencias varían y pueden llegar a ser uno de los fenómenos naturales más devastadores

¿Cómo se miden los terremotos?

Estos desastres naturales pueden ser medidos por su magnitud e intensidad. La magnitud indica la cantidad de energía liberada por el terremoto en forma de onda sísmica, denominada escala de Richter, mientras que la intensidad mide las consecuencias en daños del sismo, y es llamada escala de Mercalli.

En otras palabras, la escala de Richter representa la energía sísmica liberada, y la de Mercalli, se basa en el efecto o daño producido en las estructuras y en la sensación percibida por las personas

Según la escala de Richter, los valores asignados aumentan de forma logarítmica y no de forma lineal. Así, un terremoto de intensidad 4 no es el doble que uno de intensidad 2, sino 100 veces superior y así de forma sucesiva.

¿Cuál es la clasificación de la escala Richter y su impacto en la superficie?

Dependiendo de la magnitud en la escala de Richter de un sismo, este puede ocasionar diversos tipos de daños en la población y en su ecosistema: 

 Menos de 3.9: Generalmente no se percibe.

  • De 4 a 4.9: Perceptibles a menudo, pero con daños poco probables.
  • De 5 a 5.9: Se percibe, pero solo causa daños menores; en edificios antiguos sí pueden ser daños graves.
  • De 6.0 a 6.9: Puede ocasionar daños severos en áreas pobladas en 160 kilómetros a la redonda.
  • De 7.0 a 7.9: Terremoto mayor. Puede causar serios daños en muchas zonas y suele haber unos 18 por año.
  • De 8.0 a 8.9: Se trata de un gran terremoto que puede causar graves daños en zonas de varios cientos de kilómetros. Se producen de 1 a 3 por año.
  • De 9 a 9.9: Son terremotos devastadores en varios miles de kilómetros. Se producen 1 o 2 cada 20 años.
  • De 10 o más: Aún no se ha registrado ninguno.

¿Cómo se mide la escala de Mercalli?

La escala de Mercalli, que mide la intensidad del terremoto, se basa en la observación de sus efectos, la cual es subjetiva. Se trata de una escala del 1 al 12 que se escribe en números romanos y se basa en el efecto o daño producido en las estructuras y en la sensación percibida por las personas. 

Esta escala evalúa la intensidad del sismo de acuerdo a estos indicadores, por lo que puede ser diferente en los distintos sitios reportados. Así, la intensidad de un sismo no está totalmente determinada por su magnitud, sino que se basa en sus consecuencias observables.

En esta escala, el grado I es una "sacudida” que se siente por muy pocas personas en condiciones especialmente favorables. Por el contrario, el grado XII sería una destrucción total con ondas visibles en el terreno, perturbaciones de las costas de los ríos, lagos y mares, y objetos lanzados en el aire hacia arriba.

Geográficamente, nos encontramos en un territorio altamente sísmico. Perú es uno de los países con mayor actividad sísmica de América del Sur. Las placas tectónicas causan constantes temblores, pero cada cierto tiempo, estos movimientos producen terremotos con la capacidad de destruir ciudades enteras. Esto se debe a que estamos situados dentro del "Anillo de Fuego”, un camino ubicado a lo largo del Océano Pacífico, caracterizado por volcanes activos y terremotos frecuentes. Ahí se concentra el 85% de la actividad sísmica mundial.

Saber cómo se miden los terremotos puede ayudar a que los niños entiendan este desastre natural y no le tengan tanto temor. Sin embargo, lo más importante es explicarles porqué debemos estar preparados ante un sismo. Tener lista y a la mano la mochila de emergencia, y tener un plan de evacuación familiar es vital para estar prevenidos. ¿Están preparados en casa?

 

 

Fuente:

https://www.juntadeandalucia.es/export/drupaljda/Guia_Infantil__Terremotos.pdf

www.sgm.gob.mx

www.unidiversidad.com.ar

Anterior

    Comentarios