Qué hacer antes, durante y después de un aluvión

  • hace 1 mes

¿Sabías que una ciudad entera practicamente desapareció debido a un aluvión en nuestro país? Al llegar las lluvias a nuestra costa, sierra y selva, el agua se acumula en lagunas, diques o represas que, al desbordarse, dan lugar a una violenta corriente de agua que trae rápidamente piedras y lodo. Este fenómeno es el aluvión, que arrasa todo a su paso. ¿Qué hacer ante este desastre natural? Te lo contamos en esta nota.

Qué hacer antes, durante y después de un aluvión

Un aluvión es un flujo de barro que arrastra material suelto por una ladera, quebrada o cauce. Conforme avanza pendiente abajo, este va aumentando su tamaño, llevando lo que encuentra a su paso: rocas, maderas, troncos, maleza, árboles. Este flujo de barro y material, que puede alcanzar un gran caudal y velocidad, se forma principalmente por precipitaciones intensas en zonas de altas pendientes y quebradas.

Uno de los casos más devastadores que ocurrió en nuestro país fue el alud (aluvión de nieve) de 1962 en Ancash: Ranrahirca, una ciudad ubicada al pie del Huascarán, fue arrasada por un aluvión causado por un inmenso bloque de hielo desprendido del nevado, que bajó devorando campos, pueblos y vidas.

Prácticamente, la ciudad desapareció. El deslizamiento de hielo y rocas en el pico norte del nevado Huascarán, se debió a un aumento rápido de las temperaturas. La masa de hielo recorrió 16 kilómetros a una velocidad de 120 km/h, desde la montaña más alta de nuestro país. En tan solo 4 minutos, la mezcla de piedra, hielo y rocas llegó al fondo del valle.

Es importante que estas tragedias no se olviden. Tener en cuenta los peligros y la inminencia de estos desastres naturales ayuda a tomar conciencia y prevención. Definitivamente, las consecuencias van más allá de lo material.

Qué hacer antes de un aluvión

Si se vive en una zona de riesgo, es necesario tomar medidas preventivas. Entre ellas:

1. Despejar acequias y vías de agua de lluvia

Las acequias y vías de drenaje de aguas lluvia deben mantenerse despejadas. Para esto la comunidad debe retirar los desechos y desperdicios que puedan estar obstruyendo estas vías.

  • En el caso de que te encuentres con una obstrucción que no puedas retirar por ti mismo, ya sea por su tamaño o características particulares, deberás llamar a las autoridades para facilitar su retiro.
  • También deberás informar a las autoridades si es que estás frente a un desborde del cauce natural.

2. Conocer el pronóstico del tiempo

Es importante mantenerse informado sobre el clima local, donde se vive, trabaja, estudia o viaja. Las lluvias en días con temperaturas relativamente altas son las que predisponen un aluvión.

3. Guardar provisiones para varios días

Cuando se produce un aluvión, es posible que pases por un periodo de aislamiento, con poco acceso a agua potable o abastecimiento de alimentos. Por esta razón, si te encuentras ante un riesgo de aluvión, te aconsejamos que guardes provisiones para enfrentar la situación (por lo menos, para un par de días). Dependiendo de la cantidad de miembros en una familia, esta deberá:

  • Recolectar agua potable en bidones o botellas.
  • Guardar alimentos no perecibles y enlatados.
  • Procura tener una radio o televisión con baterías o pilas para mantenerte informado.
  • También serán útiles baterías portátiles para dispositivos celulares, en caso de corte de la energía eléctrica.

4. Tener un plan de evacuación

Las comunidades deben contar con un plan de evacuación ante desastres naturales. Este debe ser seguro y adaptado a las necesidades de todos los que conforman tu grupo familiar. Ten en cuenta las necesidades de grupos vulnerables o que necesitan mayor asistencia en caso de evacuación: bebés, niños, adultos mayores, personas con discapacidad, mujeres embarazadas y animales.

5. Estar atentos a las señales de un aluvión

Finalmente, para evitar que las consecuencias sean muy graves, debes estar atento a cualquier señal que indique que pudiera producirse un aluvión en tu localidad. Estas señales pueden presentarse en cualquier época del año y son las siguientes:

  • Aumento repentino de los cursos de agua.
  • Turbiedad del agua en los cauces.
  • Lluvia fuerte y sostenida.
  • Presencia de nubes oscuras en la cima de las montañas.

Ante cualquiera de estas señales, las personas deben alejarse del sector donde se encuentran, movilizándose, idealmente, hacia un sector urbano.

aluvión

Qué hacer durante un aluvión

Si te encuentras en el lugar donde se está produciendo un aluvión, es fundamental que sigas al detalle las indicaciones de traslado de las autoridades y medios oficiales. Debes realizar la evacuación hacia las zonas seguras definidas. En el caso de no existir esta evacuación guiada o zonas seguras definidas, debes alejarte por tu propia cuenta de ríos, esteros y quebradas.

Si te encuentras en zonas de exterior o lejos de tu casa o albergue:

  • Si no alcanzas a llegar a zonas de seguridad, puedes refugiarte arriba de un árbol grande y firme o sobre el techo de una casa.
  • Si no te encontrabas en tu hogar en el momento del aluvión, es importante que solo retornes a él cuando las autoridades lo permitan y haya seguridad en el lugar.

Qué hacer después de un aluvión 

Si fuiste evacuado y debes regresar a casa, ten en cuenta lo siguiente:

  • Inspecciona posibles riesgos en el hogar para prevenir accidentes de derrumbes o electrocución.
  • Busca asesoramiento del personal autorizado sobre el estado de la vivienda, en especial cuando existe un riesgo inminente de derrumbe (esto puede no ser notado a simple vista).
  • Evita ingresar a la casa si la infraestructura sufrió derrumbes o roturas en paredes y techos, o si los techos tienen escombros, con riesgo de colapsar.
  • Asegúrate de que todos los equipos y aparatos eléctricos estén completamente secos y que no estén rotos, antes de ponerlos a funcionar.
  • No toques fuentes eléctricas si están en contacto con el agua o el barro.
  • No toques los cables elevados del tendido eléctrico durante las tareas de limpieza.
  • Si el agua y el barro han entrado a tu casa, seca y limpia lo más pronto posible y ventile.
  • Si hay agua o barro afuera, evita que entre o vuelva a entrar a la casa.
  • Cuando regreses a tu casa, ten en cuenta que el barro y el agua pueden estar contaminados.
  • Utiliza botas y guantes de goma durante la limpieza.
  • Mantén a los niños y mascotas fuera del área afectada hasta que se haya realizado una limpieza completa.
  • Retira y desecha artículos que no se puedan lavar y desinfectar (colchones, alfombras, tapices, muebles tapizados, cosméticos, peluches, juguetes de bebés, almohadas, artículos esponjosos o de goma, libros, revestimientos de paredes y productos de papel).
  • Retira y desecha paredes de cartón o yeso y materiales de aislamiento que se hayan contaminado con aguas residuales y de inundaciones.
  • Limpia y desinfecta pisos y paredes, muebles, además de las superficies que estén en contacto con los alimentos.
  • Después de completar la limpieza, lávate las manos con jabón y agua limpia.
  • Desecha o lava (según corresponda) con agua caliente y detergente la ropa contaminada con agua o barro.
  • No consumas alimentos frescos que hayan estado en contacto con el agua de arrastre.
  • Desecha todo alimento bajo la mínima sospecha de no hallarse en condiciones seguras: latas abolladas u oxidadas o cajas de cartón (de leche, salsa, jugos) hinchados.
  • Almacena alimentos bien cerrados, en lugares secos, frescos y limpios, separados de productos químicos y fuentes de calor.
  • En caso de no haber electricidad por más de 4 horas, evita consumir alimentos perecederos. En caso de necesitarlo, mantén la refrigeración con bloques de hielo dentro de la heladera (manipula estos bloques con guantes, para evitar quemaduras por el frío).
  • Luego de pasado el peligro inicial, en caso de haber escombros en los techos, que pueden hacer que la vivienda colapse, acude a personal especializado para retirarlos.
  • No toques nunca un cable o tendido eléctrico derribado y comunícate con la compañía de electricidad.

Estas medidas preventivas e instrucciones son muy útiles en caso de un aluvión. Es importante estar informados para procurar tu seguridad y la de tu comunidad frente a estas situaciones que suelen ser comunes en nuestro territorio. 

Fuente: 

www.hagaloustedmismo.cl

www.mendoza.gov.ar

https://peru21.pe

Anterior
Siguiente »

    Comentarios