¿Cuál es el lugar más seguro para que un niño viaje en carro?

  • hace 3 semanas

La seguridad de nuestros hijos es una prioridad indiscutible en todo momento. Nos preocupamos de cada aspecto de su desarrollo y cuidamos su entorno buscando darles salud, educación, experiencias enriquecedoras y mucho amor. Tomamos en cuenta infinidad d detalles y posibles circunstancias para disminuir los riesgos que a los que pudieran estar expuestos y acondicionamos la vida para alejarlos del peligro y las malas experiencias. Pero no siempre podemos controlar todo lo que ocurre alrededor de nuestros hijos, y los accidentes de auto son uno de esos factores sobre los cuales tenemos poco o nada de control. Queremos garantizar el bienestar de los niños durante un viaje en auto, pues los accidentes de tráfico son una de las principales causas de lesiones y muerte intempestiva de menores y muchos de estos incidentes pueden prevenirse con medidas adecuadas de seguridad. En este artículo vamos a descubrir cuál es el lugar más seguro para un niño dentro del auto al momento de viajar en él.

¿Cuál es la ubicación más segura para un niño en el auto?

¿Cuál es el lugar más seguro para un niño en un viaje en carro?

Los expertos en seguridad vial coinciden en que el lugar más seguro para un niño en un automóvil, es el asiento trasero. En particular, la posición central del asiento trasero es ideal, ya que está más alejada de los posibles impactos laterales y frontales. Estudios han demostrado que los niños sentados en el asiento trasero tienen una probabilidad significativamente menor de sufrir lesiones graves en caso de accidente en comparación con los que viajan en el asiento delantero. 

Otro beneficio del asiento central posterior es la mejor visibilidad del adulto que va delante, ya sea a través del espejo retrovisor o por la facilidad que ofrece esa ubicación al poder mirar al niño girando levemente la cabeza. Pero este asiento es seguro para un pequeño, siempre y cuando vaya sentado en la silla para niños y ésta esté correctamente instalada y sujeta al asiento, o en su defecto, que la zona central posea un cinturón de seguridad de 3 puntos, de lo contrario el niño podría salir expedido en caso de un accidente. 

En caso el asiento del medio no reúna las condiciones mencionadas, el asiento lateral derecho,, es decir, el asiento detrás del copiloto, es la segunda opción más segura para un pequeño, pues algunas maniobras reflejo de evasión que realiza el conductor en una accidente de tránsito, suelen llevar el vehículo hacia el lado izquierdo, haciendo que el lugar del piloto termine sobre la pista en la mayoría de los casos. 

La importancia de los sistemas de retención infantil

No solo es crucial la ubicación dentro del automóvil, sino también el uso adecuado de los sistemas de retención infantil (SRI) o sillas para niños. Dependiendo de la edad, el peso y la altura del niño, se debe utilizar un asiento infantil orientado hacia atrás, un asiento infantil orientado hacia adelante o un asiento elevador. Es vital asegurarse de que el asiento esté correctamente instalado y de que el niño esté bien sujeto.

  • Asientos orientados hacia atrás: Recomendados para bebés y niños pequeños hasta al menos los 2 años de edad o hasta que alcancen el peso o altura máxima permitida por el fabricante del asiento.
  • Asientos orientados hacia adelante: Para niños que han superado el límite de peso o altura de los asientos orientados hacia atrás, generalmente a partir de los 2 años hasta aproximadamente los 7 años.
  • Asientos elevadores (boosters): Para niños que han superado el límite de peso o altura de los asientos orientados hacia adelante, generalmente a partir de los 8 años, hasta que el cinturón de seguridad del vehículo se ajuste correctamente.

Consejos de seguridad vial para padres

¿Cuál es el lugar más seguro para un niño en un viaje en carro?

A pesar de que un viaje seguro en auto está supeditado a la buena conducción de todos los vehículos que transitan por la ciudad y no solo a nuestras decisiones, es importante tener presente que recurriendo a ciertas acciones muy sencillas, podemos reducir los riesgos para nuestros niños cuando viajamos en el auto. Por ejemplo:

Instalación correcta del asiento infantil: Siempre sigue las instrucciones del fabricante del asiento infantil y del manual del vehículo. Asegúrate de que el asiento esté bien sujeto y que no se mueva más de una pulgada en cualquier dirección. 

Posición del cinturón de seguridad: Asegúrate de que el cinturón de seguridad esté correctamente colocado. El cinturón de regazo debe estar ajustado y bajo sobre las caderas del niño, y el cinturón de hombro debe cruzar el pecho y el hombro, no el cuello o la cara.

Evita el asiento delantero: Los niños menores de 13 años deben viajar en el asiento trasero. El airbag del asiento delantero puede causar lesiones graves en caso de despliegue durante un accidente.

Revisiones periódicas: Revise regularmente el ajuste del asiento infantil y el cinturón de seguridad, especialmente después de realizar viajes largos o si el asiento ha sido removido y reinstalado.

Asiento infantil adecuado: Utilice un asiento infantil que sea el correcto para la edad, peso y talla de su hijo. Cada etapa de crecimiento requiere un tipo específico de silla y es muy importante tenerlo presente, de lo contrario, el asiento podría no cumplir con su función y dejar desprotegidos a los pequeños.

Garantizar la seguridad de los niños durante los viajes en automóvil es una responsabilidad vital para los padres. Al elegir la ubicación más segura en el auto, utilizar correctamente los sistemas de retención infantil, y manejar de manera prudente y respetuosa de las señales y normas, podemos reducir significativamente el riesgo de lesiones graves en caso de accidente. Recuerda que los niños no siempre estarán contentos de ir en la silla infantil, pero es mejor que pasen un momento incómodo a que salgan heridos en un accidente de tránsito. Sé fuerte y no cedas ante la queja o el llanto, es por tu seguridad. 

Mantenerse informado y seguir las recomendaciones de los expertos en seguridad vial no solo protege a nuestros hijos, sino que también contribuye a un entorno de viaje más seguro para todos. Recuerda, la prevención es la clave para el bienestar de nuestros pequeños.

Anterior
Siguiente »

    Comentarios