Cuáles son los síntomas para identificar problemas auditivos en niños y bebés

  • hace 6 meses

La audición es un sentido fundamental en el desarrollo de un niño. Les permite explorar el mundo que los rodea, aprender a comunicarse y adquirir habilidades lingüísticas. Sin embargo, los problemas auditivos en niños y bebés pueden pasar desapercibidos en sus etapas iniciales, lo que podría tener un impacto significativo en su desarrollo. Si te preocupa el bienestar de tus pequeños, considera un seguro de salud para brindarles la tranquilidad y atención médica necesaria en su crecimiento y desarrollo.

En este artículo, abordaremos los diferentes tipos de problemas auditivos que pueden afectar a los más pequeños, desde la baja audición hasta la sordera parcial o total. Además, proporcionaremos una guía para reconocer los síntomas clave y sugerencias sobre las acciones a tomar si sospechas un problema auditivo en tu hijo.

Tipos de problemas auditivos en niños y bebés

Síntomas para identificar problemas auditivos en niños y bebés

  • Baja audición:
    La baja audición, también conocida como hipoacusia, se caracteriza por una capacidad auditiva reducida en comparación con los estándares típicos. Los niños con baja audición pueden tener dificultades para percibir sonidos suaves o para comprender el habla en entornos ruidosos. Este tipo de problema auditivo puede variar en gravedad, desde una leve pérdida auditiva hasta una más significativa.
  • Hipersensibilidad auditiva:
    Algunos niños pueden experimentar una sensibilidad auditiva excesiva, lo que se conoce como hiperacusia. Esto significa que ciertos sonidos, incluso los cotidianos, les resultan incómodos o dolorosos. La hiperacusia puede causar que un niño reaccione exageradamente a ruidos como el timbre de una campana o el llanto de un bebé.
  • Sordera parcial:
    La sordera parcial implica una pérdida auditiva significativa pero no completa. Los niños con sordera parcial pueden tener dificultades para escuchar sonidos suaves o conversaciones a un volumen normal. Este tipo de problema auditivo puede afectar la comprensión del habla y el desarrollo del lenguaje.
  • Sordera total:
    La sordera total es la pérdida auditiva completa. Los niños con sordera total no responden a ningún estímulo sonoro y pueden requerir el uso de dispositivos auditivos, como audífonos o implantes cocleares para facilitar la percepción de ondas sonoras y la comunicación.

Síntomas que permiten identificar problemas auditivos

Síntomas para identificar problemas auditivos en niños y bebés

La detección temprana de problemas auditivos es esencial para garantizar que los niños reciban el apoyo necesario. Para esto, la observación continua es una de las herramientas más efectivas cuando se trata de detectar cualquier anomalía o comportamiento fuera de lo esperado. Estos son algunos síntomas o comportamientos que  pueden ayudarte a identificar posibles problemas auditivos en tus hijos:

Bebés:

Falta de reacción a sonidos fuertes: Los bebés típicamente deben reaccionar al llanto, a ruidos fuertes o a la voz de sus padres.

No se sobresaltan ante ruidos inesperados: Un bebé que no se sobresalta ante un ruido repentino podría indicar una pérdida auditiva.

Falta de balbuceo o intención comunicativa: La comunicación vocal temprana es un hito importante en el desarrollo.

No girar la cabeza hacia la fuente de sonido: Los bebés deberían girar la cabeza en dirección a la fuente de un sonido interesante o familiar.

No responde a la voz de los padres: La falta de respuesta a la voz de los padres, especialmente cuando se les llama por su nombre, puede ser una señal de alarma.

Niños pequeños:

Retrasos en el habla y el lenguaje: Los retrasos en el desarrollo del habla y del lenguaje pueden ser un indicativo de ciertas dificultades de tipo cognitivo, social, emocional o incluso físico, pero también puede significar que existen problemas de la audición.

Dificultad para seguir instrucciones orales: Los niños pueden tener dificultades para comprender y seguir instrucciones verbales.

Aumento del volumen de la televisión o la música: Si tu hijo tiende a aumentar el volumen de la televisión o de otros dispositivos a niveles inusualmente altos, podría ser una señal de problemas auditivos.

Falta de interacción en conversaciones: Los niños con problemas auditivos pueden evitar participar activamente en conversaciones debido a su dificultad para escuchar.

Quejas frecuentes de dolor de oído: El dolor de oído recurrente puede ser un indicador de que existen problemas que requieren atención.

¿Qué hacer si sospechas de un porblema de audición?

La detección temprana y la acción son fundamentales cuando se trata de problemas auditivos en niños y bebés. Aquí tienes algunas pautas para tomar medidas si sospechas que tu hijo podría tener un problema auditivo:

  • Realizar un examen auditivo: Programa una cita con un especialista en audiología para un examen auditivo completo. Los profesionales de la audición pueden evaluar a tu hijo y determinar si hay algún problema.
  • Intervención temprana: La detección temprana y la intervención son clave. Cuanto antes se aborden los problemas auditivos, mejores serán las posibilidades de desarrollo de tu pequeño.
  • Hablar con profesionales de la salud: Trabaja en estrecha colaboración con pediatras y terapeutas del habla para garantizar un enfoque integral en el tratamiento y el apoyo.
  • Apoyo y educación: Busca grupos de apoyo y recursos educativos para padres con niños que enfrentan pérdida de la audición, parcial o total. Obtener información y apoyo emocional puede ser la clave para salir adelante en este duro camino.

La detección temprana y la toma de medidas adecuadas son cruciales cuando se trata de tus hijos. La comprensión de los tipos de problemas auditivos, la identificación de los síntomas y la búsqueda de ayuda profesional pueden marcar una gran diferencia en el futuro de tu pequeño. No dudes en buscar asesoramiento si tienes inquietudes, ya que el bienestar de tu hijo es lo más importante siempre.

Anterior
Siguiente »

    Comentarios