¿Por qué el plástico es malo para el medio ambiente? Con esta nota podrás explicarle fácilmente a tus hijos

  • hace 9 meses

Existen muchos materiales de uso diario que dañan de manera permanente nuestro planeta, entre ellos el plástico. Es importante que involucremos a nuestros hijos en este gran problema que enfrentamos hoy en día, pues ellos son quienes harán la diferencia en cuanto al cuidado del medioambiente se refiere. Pero para que los niños se involucren en el cuidado del planeta, deben saber cómo hacerlo y entender las necesidades de un ecosistema en peligro que requiere acciones simples, pero potentes como evitar el consumo de plástico y otros materiales que contaminan nuestro mundo.

En esta nota compartiremos una forma sencilla de explicar  a nuestros hijos por qué el plástico es malo para el medio ambiente.

¿Cómo podemos explicar este problema a nuestros hijos?

Cuando hablamos con los niños es importante ser directos, concisos y hablar siempre con la verdad, pero sobre todo explicar las cosas de manera sencilla, con ejemplos concretos que puedan ayudar a nuestros hijos a entender verdaderamente lo que sucede a su alrededor. 

Tal vez podemos empezar por decir que el plástico es un material que se usa en muchas cosas de nuestro día a día, como botellas de agua, juguetes, bolsas y envases de comida. Aunque el plástico puede ser útil, también puede causar muchos problemas para nuestro planeta.

El plástico es malo para el medio ambiente por varias razones. En primer lugar, se fabrica a partir de recursos naturales, como el petróleo, que son finitos y no se pueden reponer. Esto significa que si usamos demasiado plástico, un día podríamos quedarnos sin estos recursos tan importantes.

Además, el plástico tarda mucho tiempo en descomponerse. Algunos tipos de plástico pueden tardar cientos de años en descomponerse por completo. Imaginen todas las botellas de plástico que hemos usado en nuestra vida, ¿dónde creen que están ahora? Muchas de ellas todavía están en algún lugar del planeta, ocupando espacio y dañando a los animales y plantas.

Cuando el plástico se desgasta, se convierte en micro plástico, pequeños trozos de este material que pueden ser aún más peligrosos, pues terminan en nuestros océanos, ríos y suelos, y los animales los confunden con comida, lo puede enfermar o incluso matar a los animales que viven en estos ecosistemas.

¿Qué podemos hacer para ayudar al plaenta?

¿Por qué el plástico es malo para el medio ambiente? Con esta nota podrás explicarle fácilmente a tus hijos

Además de explicar a nuestros hijos las razones por las que el plástico es malo para el medio ambiente, es importante señalar que existen muchas cosas que podemos hacer para disminuir el consumo de plástico tanto en la escuela como en casa. Estas son algunas ideas para realizar con nuestros hijos y hacerlos participar activamente de un cambio que puede salvar a la tierra de la contaminación:

  1. Usar botellas reutilizables: En lugar de comprar botellas de agua de plástico, podemos usar botellas reutilizables y llenarlas con agua de casa o de una fuente segura. Esto ayuda a reducir la cantidad de botellas de plástico que se producen y se desechan.
  2. Llevar una lonchera: En lugar de usar bolsas de plástico o envoltorios desechables, podemos llevar nuestra propia lonchera a la escuela con alimentos y refrigerios. Las loncheras pueden ser divertidas y nos permiten evitar el uso de envoltorios de plástico.
  3. Evitar las cañitas y los cubiertos de plástico: Cuando comamos fuera de casa, podemos decir "no" a las cañitas y optar por beber directamente del vaso. También podemos llevar nuestros propios cubiertos reutilizables en lugar de usar los de plástico que se ofrecen en algunos lugares.
  4. Reciclar y reutilizar: Aprender sobre la importancia del reciclaje y cómo hacerlo correctamente es esencial. Es muy necesario aprender a separar la basura, identificando los materiales que puede ser reciclados, evitando consumir los que no se reciclan y desechando los residuos orgánicos de manera que se conviertan en alimento para la tierra. También podemos darle una segunda vida a los objetos de plástico reutilizándolos en proyectos de arte o almacenamiento en casa.
  5. Comprar productos sin plástico: Podemos elegir productos que estén hechos de materiales alternativos al plástico, como vidrio, metal o papel. También podemos buscar productos con envases reciclables o biodegradables.
  6. Globos y decoraciones : Aunque los globos son lindos y llenan de color cualquier espacio, una vez que se desinflan, no pueden volver  usasrse, porlo que si queremos decorar nuestra casa para una fiesta, podemos hacer banderines de papel de colores o papael reciclado y no consumir más plástico de un solo uso.

Si planteamos el cuidado del medio ambiente como un compromiso familiar y un proyecto divertido, nuestros hijos no solo entenderán rápidamente que el plástico (y otros materiales) no es bueno, si no que aprenderán a lidiar con ello y a plantear alternativas que pueden salvar al planeta. Empecemos hoy mismo a hacer el cambio que tanto necesitamos, consumiendo de manera inteligente y reciclando una pieza de plástico a la vez.

Anterior
Siguiente »

    Comentarios