Actividades físicas y lesiones

  • hace 8 años

Aunque sabes que realizar deportes y mantenerte en forma son buenas alternativas para una vida saludable, debes ser cuidadoso también en la forma cómo preparas tu cuerpo para iniciar este tipo de actividades.

Lesiones comunes como torceduras, dolores de rodilla, inflamación muscular e incluso fracturas y dislocaciones pueden suceder si no te encuentras listo para practicar tu deporte favorito o hacer tu rutina de ejercicios diarios. Aquí algunas recomendaciones para evitarlas:

  • Calentamiento previo. Además de los estiramientos generales de extremidades y torso, recuerda que cada deporte tendrá su propia rutina según los diferentes músculos que involucrará en acción.
  • Si recién estás empezando a ejercitar, practica de manera ligera hasta que te encuentres en forma para exigirte un poco más.
  • Usa siempre la ropa adecuada, ya que algunas fibras no son lo suficientemente flexibles para facilitar el ejercicio o estiramiento del cuerpo, y pueden hacer que éste se sobre esfuerce o trabe. Además, usa ropa que permita un secado rápido para que el sudor no sea un problema.
  • Lleva el equipo de protección. En algunos deportes o rutinas que se realizan en exteriores o en equipo, es necesario llevar la protección adecuada para prevenir lesiones mayores en caso de un accidente. Por ejemplo: cascos, rodilleras, coderas, canilleras, etc.

Si en algún momento de tu rutina de ejercicios sientes que te lastimas ¡escucha a tu cuerpo! Deja de hacer lo que estabas haciendo y consulta a un médico. Seguir ejercitándote puede causarte más daño, tanto así que tus músculos o huesos pueden dejar de funcionar al máximo, impidiéndote continuar con el deporte que más te gusta.

Anterior
Siguiente »

    Comentarios