5 tips para ser un mejor peatón

  • hace 6 años

En nuestro país, los accidentes de tránsito son una realidad dramática y costosa, tanto en términos materiales como humanos. Se estima que en accidentes de tránsito en general, entre el 2002 y 2013 han muerto más de 30 000 personas . En carreteras, el exceso de velocidad y las maniobras imprudentes de los choferes son las principales causas.

No obstante, las cifras nos revelan otra realidad alarmante: 49% de los atropellos se producen por imprudencia del peatón. No usar cruceros peatonales, deambular en estado de ebriedad y no transitar de manera responsable por la ciudad le cuesta la vida a miles de personas todos los años. Afortunadamente esta realidad es posible de cambiar si es que empezamos a promover mejores hábitos y conductas entre nosotros como peatones. 

Toma nota de estas recomendaciones.

Usa siempre los cruceros peatonales y puentes

Solemos pensar que las calles son para los autos y a nosotros los peatones nos han cedido una tripita de cemento al margen. Pero no es así. La ciudad y su infraestructura deberían privilegiar al peatón y al transporte no motorizado. Pero como aún estamos lejos de las reformas que promuevan un cambio político e infraestructural de esa magnitud, lo mejor que podemos hacer es darle buen uso a los pocos recursos implementados pensando en la seguridad del peatón.

Por ello recuerda siempre cruzar de un lado a otro de la calle por las esquinas. Siempre usa el 'paso de cebra', pero asegúrate de mirar a ambos lados antes de hacerlo.

Del mismo modo, en vías rápidas y carreteras solo debes cruzar por los puentes peatonales. Te parecerá que no es lo más cómodo y rápido, pero sin lugar a dudas es lo único seguro para llegar al otro lado sin ocasionar un accidente.

Mira el semáforo

El año pasado, la Municipalidad de Lima invirtió cerca de 26 millones de soles en instalación de semáforos. Ello para que te des una idea de cuán importantes son estos instrumentos. En la actualidad, gracias a la tecnología de iluminación LED y a las redes de información, los semáforos cuentan con segunderos, sensores y cámaras que permiten detectar infracciones. Con tal despliegue de inversión y recursos, lo mínimo que uno -como ciudadano que paga impuestos para costear esto- puede hacer es darle buen uso.

Espera siempre a que la luz cambie. No importa si no están cruzando carros en ese momento. No puedes estar tan apurado o apurada como para no poder esperar unos segundos. En serio.

Guarda el teléfono

Ningún mensaje de texto, actualización de Facebook o tweet puede ser tan interesante como para obligarte a desprender la mirada del camino. No solamente te pones en peligro -podrías meter el pie en un hueco o tropezarte-, sino que te conviertes en una amenaza para los peatones y ciclistas que pudieran estar compartiendo la vía contigo en ese momento.

Si tienes que responder algo de manera muy urgente, lo mejor es hacer lo mismo que harías si estuvieras manejando: busca un lugar donde detenerte y en el que no estorbes a nadie.

Pide permiso y cede el paso

Nos quejamos de los modos y modales deplorables de quienes van al volante, pero poco reparamos en cómo interactuamos entre peatones. Si vas con algo de prisa y delante de ti tienes a personas que por cualquier motivo están yendo a un paso menos acelerado, asegúrate de pedir permiso. Por favor. No es una estampida, no necesitas pasar por encima de nadie.

Del mismo modo, si la vereda es muy estrecha, siempre cede el paso a quien necesite más espacio. A la hora de subir al bus o al tren, respeta el orden y deja pasar a quienes estaban antes que tú.

No corras 

Es muy peligroso y es probable que causes un accidente. No tienes necesidad de correr por la vereda ni mucho menos por la pista. No es lo mismo que hacer deporte. Las veredas y cruces peatonales han sido hechos para desplazarse caminando, no corriendo. Respeta a los demás y haz uso responsable de la infraestructura de tu ciudad. O, parafraseando al viejo adagio microbusero: si salió tarde, no es culpa del chofer (ni de nadie).

Anterior
Siguiente »

    Comentarios