5 tips para evitar que el calor de verano ponga en riesgo la salud de tu perro

  • hace 5 meses

Para algunos de nosotros es difícil lidiar con las altas temperaturas de verano, las bebidas heladas no calman nuestra sed, los ventiladores son insuficientes y así diferentes situaciones incómodas. Ahora, imagínate cómo la pasa tu engreído de cuatro patas que por sí solo no puede hacer casi nada para librarse del calor, él o ella la pasa realmente mal, pero afortunadamente estás tú para cuidarlo y protegerlo, descubre cómo.

 

Es común que, debido a lo fuerte que se pone el sol en verano, nuestros perritos sufran mucho. El principal mal que los aqueja son los llamados "golpes de calor", los cuales pueden poner en riesgo a tu mascota por lo siguiente:

  • La insolación es una condición en la que la temperatura corporal central de un animal es más alta de lo normal.
  • Puede ser causado por un ambiente cálido, húmedo y/o sin ventilación; poca o ninguna sombra o agua potable; y demasiado ejercicio.
  • Los síntomas varían entre los perros, pero comúnmente incluyen una lengua roja brillante, encías muy pálidas o rojas, vómitos, diarrea, mareos, convulsiones.
  • Si no se trata, el golpe de calor puede causar daño a los órganos internos y la muerte.

 

¿Existen algunas razas que están en mayor peligro?

Aquellos de más edad, los que tienen sobrepeso o sufren de cardiopatías son más propensos a sufrir un golpe de calor. Si tu mascota tiene el hocico corto (como los pugs o los bulldogs) le resultará más difícil jadear para liberar su calor corporal, por lo que tendrá un riesgo mayor también. Además, debes saber que existen razas que llevan muy mal el calor como el bulldog, el bóxer, el san bernardo, el pug y el shih tzu, entre otros.

Si tu mejor amigo es de alguna de éstas razas, es recomendable que evites tenerlo en zonas de temperatura extremadamente calurosa.

 

Con esta información en mente, toma nota de los 5 tips para que tu perro no sufra este verano:

 

1. Nunca pero NUNCA dejes a tu perro en un carro caliente


La mayoría de las personas no se da cuenta de lo caliente que se ponen los autos estacionados. Si vas a lugares a donde tu perro no puede ingresar, lo mejor que puedes hacer es dejarlo en tu casa. Ahora bien, si manejas con tu perro en el auto, lleva agua y un recipiente para que apenas salga del auto beba el líquido.

 

2. Manten frescas las patas de tu perro


Cuando el sol se va poniendo con mayor intensidad, las superficies como el asfalto o el metal pueden calentarse mucho. Trata de mantener a tu mascota fuera del asfalto caliente; no solo puede quemarse las patas, sino que también puede aumentar la temperatura corporal y provocar un sobrecalentamiento. 

 

3. Tu perro siempre debe tener acceso a agua potable y sombra


Nuestros perros se ponen mucho más sedientos que nosotros cuando se calientan, y aparte de jadear y beber, realmente no tienen manera de calmarse. Manten a tu mascota en la sombra con la mayor frecuencia posible. Si bien a los perros y gatos les gusta tomar el sol, la luz solar directa puede sobrecalentarlos (especialmente a los perros) y causar un golpe de calor.

 

4. Dale a tu perro su propia "piscina"

Si el tuyo es de los que aman el agua, es obvio que lo adorarán más durante los meses más calurosos y el mojarse los mantiene frescos. No tienes que comprarle una piscina, con un contenedor que sea suficiente para que pueda girar será más que suficiente. Y no asumas que tu perro puede nadar bien, puede ser que se agote y necesite tu ayuda para salir, siempre debes estar cuidándolo. 

 

5. ¡Cuidado con tus ventanas!

El calor puede hacer que algunos perros se pongan ansiosos y en su desesperación por refrescarse podrían saltar por una ventana, por eso, tienes que supervisarlo cada vez que esté cerca a una.

 

¡Ayúdalo a refrescarse!

A continuación algunas cosas que puedes hacer para refrescar a tu perro:

 

  • Hazle golosinas frías. Para hacer palitos de hielo para cachorros, haz cubitos de hielo con sabrosas golosinas en el interior o llena y congela un pequeño juguete, de esos para masticar.
  • Ponle alcohol en las patas. Por esta zona liberan el calor y el alcohol le ayudará a sacarlo más rápidamente.
  • Prepáralo. Si tu perro tiene el pelo largo, adecua su casa para el clima actual, eso le ayudará a mantenerse fresco. No lo afeites ni le cortes su pelo si antes no haz hablado con un veterinario o estilista canino. El pelaje extra que lo mantiene caliente en invierno también puede mantenerlo fresco en verano.
  • Mójalo con toallas frescas. Pero no lo cubras totalmente, ya que atrapará el calor corporal.

Ya lo sabes, cuida a tu engreído como a un miembro más de la familia y haz que su temporada de verano sea igual de divertida como lo es para ti. 

 

Fuentes: Tiendanimal.es / pethealthnetwork.com

 

Anterior
Siguiente »

    Comentarios