¿Cómo hablarles a nuestros hijos sobre discapacidad e inclusión?

  • hace 11 meses

Criar a nuestros hijos en un mundo diverso implica enseñarles la importancia de aceptar y valorar a todas las personas, sin importar sus diferencias. Uno de los aspectos cruciales en este proceso es hablar con ellos sobre la diversidad,  discapacidad y fomentar la inclusión. En este artículo, abordaremos cómo podemos abordar este tema con nuestros hijos, utilizando los términos adecuados, evitando actitudes discriminatorias y brindando consejos prácticos para promover la aceptación.

A qué nos referimos cuando hablamos de discapacidad e inclusión?

Antes de conversar con nuestros hijos sobre este tema tan importante, es muy necesario que tengamos claridad sobre lo que significan ambos términos para llorar que nuestro mensaje logre el objetivo deseado en nuestros pequeños.

Discapacidad

La discapacidad se refiere a una condición física, sensorial, intelectual o mental que limita las habilidades de una persona para participar plenamente en las actividades cotidianas. Las discapacidades pueden ser de diferentes tipos y grados, y pueden afectar el movimiento, la comunicación, la percepción, el aprendizaje u otras funciones.

Es importante destacar que la discapacidad no define la valía de una persona ni su capacidad para contribuir a la sociedad. Las personas con discapacidad poseen habilidades y talentos únicos y merecen los mismos derechos y oportunidades que cualquier otra persona.

Inclusión

La inclusión se refiere a un enfoque que busca garantizar que todas las personas, independientemente de sus características o diferencias, sean aceptadas, valoradas y puedan participar plenamente en todos los ámbitos de la sociedad. La inclusión promueve el respeto, la igualdad de oportunidades y la eliminación de barreras físicas, sociales y emocionales que pudieran generar rechazo o limitar la participación de las personas en cualquier espacio o actividad.

La inclusión implica crear entornos accesibles y acogedores donde todas las personas se sientan incluidas y respetadas. Esto implica no solo la eliminación de barreras físicas, como rampas para sillas de ruedas o sistemas de comunicación alternativos, sino también el fomento de actitudes y prácticas inclusivas que valoren y celebren la diversidad humana. 

¿Cómo hablarles a nuestros hijos de discapacidad e inclusión?

Sugerencias y recomendaciones

La comunicación es una manera infalible de generar pensamiento crítico, estimular la mente y el corazón de los niños y ofrecer una herramienta poderosa para el futuro. A pesar de esto, en ocasiones no es fácil encontrar las palabras precisas u ordenar nuestras propias ideas para lograr que nuestro discurso sea claro, amable y eficiente. Por este motivo queremos compartir algunas sugerencias sobre los puntos más importantes que debes tener presentes para hablar con los niños sobre este tema tan relevante.

Utiliza los términos correctos

Cuando hablamos con nuestros hijos sobre discapacidad, es fundamental utilizar un lenguaje inclusivo y respetuoso. Algunos términos correctos para referirse a las distintas discapacidades incluyen "persona con discapacidad", “persona con habilidades diferente”, “persona con capacidades o necesidades distintas” en lugar de "discapacitado" o "minusválido". Recuerda que una discapacidad no define a una persona, es solo una parte de su identidad.

Evita actitudes discriminatorias

Es esencial enseñar a nuestros hijos a no discriminar ni estigmatizar a las personas con habilidades diferentes. Evita reforzar estereotipos negativos y desalienta comentarios o acciones que puedan herir a otros. Enséñales que todos merecen igualdad de oportunidades y respeto, independientemente de sus habilidades o diferencias.

Promueve la aceptación y la inclusión

¿Cómo hablarles a nuestros hijos de discapacidad e inclusión?

Explícales a tus hijos que todos somos diferentes y que la diversidad es algo hermoso. Anímalos a aceptar y valorar las habilidades únicas de cada individuo. Destaca la importancia de la inclusión, resaltando cómo todos pueden contribuir a la sociedad de diferentes maneras. Fomenta la empatía y la comprensión, alentándolos a ponerse en el lugar de los demás.

Enseña sobre la discapacidad de manera adecuada

Cuando hables sobre la discapacidad, adapta la información según la edad de tus hijos. Utiliza ejemplos sencillos y comprensibles para que puedan entender mejor. Explica que algunas personas tienen procesos distintos para aprender o hacer ciertas cosas, pero eso no las hace menos valiosas ni menos capaces. Enfatiza que todos merecen ser tratados con respeto y dignidad.

Fomenta la participación en actividades inclusivas

Involucra a tus hijos en actividades que promuevan la inclusión. Busca eventos comunitarios, organizaciones o proyectos que trabajen en pro de la inclusión de personas con discapacidad. Esto les brindará la oportunidad de interactuar con personas diversas, desvanecer prejuicios y comprender que todos merecen ser tratados de manera justa.

Sé un modelo a seguir

Recuerda que los niños aprenden principalmente a través de la observación. Sé un ejemplo de inclusión y respeto en tu vida diaria. Muestra interés genuino por las personas con discapacidad y sé amable y solidario en tus acciones. Tus hijos aprenderán de tus actitudes y comportamientos.

Hablar con nuestros hijos sobre discapacidad e inclusión es un paso fundamental para criar individuos empáticos, respetuosos y conscientes de la diversidad que nos rodea. Al utilizar palabras adecuadas, evitar actitudes discriminatorias y promover la aceptación, estamos sentando las bases para construir una sociedad inclusiva. Alentemos a nuestros hijos a reconocer y valorar las habilidades únicas de cada individuo, y a entender que la verdadera igualdad radica en brindar las mismas oportunidades y trato digno a todos, sin importar sus diferencias, hasta qie lleguemos al punto de no tener que pensar en la forma de incluir a nadie, si no que el mundo funcione de la misma manera para todos y para cualquiera.

Recuerda que tú eres un modelo a seguir y con tu ejemplo, estarás enseñándoles el valor de la inclusión y contribuyendo a crear una sociedad más equitativa. Enseñar a nuestros hijos sobre discapacidad e inclusión no solo beneficia a las personas con habilidades diferentes, sino que también enriquece la vida de nuestros hijos al permitirles desarrollar una mentalidad abierta y compasiva. Juntos, podemos construir un mundo donde todos sean valorados y aceptados tal como son. 

Anterior
Siguiente »

    Comentarios