Cómo reconocer una intoxicación por alimentos y qué hacer ante una

  • hace 2 años

Los niños, especialmente los más pequeños, no saben qué deben hacer para asegurar que sus alimentos estén limpios. Algunos olvidan lavar las frutas o sus manos antes de ingerirlos y es en ese momento que su cuerpo puede llenarse de bacterias, parásitos o virus que pueden provocar una intoxicación. 

Los signos de una intoxicación no aparecen inmediatamente, sino hasta dentro de una o dos horas después de ingeridos los alimentos contaminados y, entre los síntomas que pueden alertarnos, estánlas náuseas, vómitos, diarreas, dolores abdominales y cólicos. En algunos casos pueden aparecer mareos, hormigueo en los brazos, visión borrosa e incluso dificultades para respirar.

¿Qué hacer cuándo esto pasa?

Uno de los problemas durante una intoxicación es la deshidratación (causada por las constantes diarreas y vómitos). Hay que estar muy atentos, ya que si la deshidratación es grave, el niño tendría que ser trasladado al hospital para recibir líquidos por vía intravenosa.

Si los síntomas propios de una intoxicación persisten, hay que llevar rápidamente al niño al médico. Por ejemplo, si el vómito se extiende por más de 12 horas o la temperatura corporal supera los 38.3 °C, son señales de que algo no anda bien.

Evitar automedicarse

A veces los padres intentan ayudar a sus hijos y les dan medicamentos de venta libre para calmar algunos síntomas, pero en ocasiones estos pueden crear el efecto opuesto y alargar las consecuencias de la intoxicación.

¿Y cuándo pase la intoxicación?

Una vez pasada la intoxicación, el estómago del niño estará sensible por unos días, por lo que deberá comer porciones pequeñas de alimentos bajos en grasas y de fácil digestión. Nada mejor que una sopa de verduras y mucho líquido para recuperar los líquidos y las energías perdidas.

Anterior
Siguiente »

    Comentarios