Enséñale a tus hijos lo que debe contener una mochila de emergencia

  • hace 9 meses

En un mundo lleno de avances científicos, descubrimientos y tecnología, aún no hemos encontrado la forma de anticiparnos a la naturaleza y cada cierto tiempo nos toca enfrentarla con todo su poder. Como padres, una de las mayores responsabilidades que tenemos es garantizar la seguridad y el bienestar de nuestros hijos en cada escenario posible. Una parte crucial de esta tarea es la prevención, pues es de vital importancia estar preparados para situaciones inesperadas que pongan en riesgo la vida de nuestra familia.

A menudo, nos enfocamos en estar informados y listos nosotros mismos y en tener todo lo necesario para proteger a nuestros pequeños y “asegurar” su bienestar, pero con frecuencia olvidamos  involucrarlos en la planificación y preparación para emergencias. Hoy queremos hablar de la importancia de enseñarles a nuestros hijos qué debe contener una mochila de emergencia y por qué es vital que participen en estos procesos preventivos. Y recuerda que contar con un seguro de salud es de suma importancia ya que nos brinda esa tranquilidad y protección que necesitamos en cualquier momento.

La importancia de estar preparados

Vivimos en un mundo donde los fenómenos naturales, desastres, situaciones de crisis y emergencias pueden ocurrir en cualquier momento. La preparación adecuada puede marcar la diferencia en cómo enfrentamos estos momentos críticos. Tener una mochila de emergencia bien equipada es una parte fundamental de esa preparación. Sin embargo, no es suficiente que solo los adultos estén al tanto de las acciones que se deben seguir. Nuestros hijos también deben comprender la importancia de estar preparados y saber qué hacer en caso de una emergencia.

Un buen plan de prevención puede ser la diferencia entre la vida y la muerte en caso de emergencia, por lo que debemos preparar a los niños para que puedan tomar el control de la situación de ser necesario y sepan cómo conducirse solos si por algún motivo la familia se separa durante la emergencia.

Involucrando a los niños en la preparación

Enséñale a tus hijos qué debe contener una mochila de emergencia

Enseñar a tus hijos sobre la preparación para emergencias no solo les proporciona habilidades prácticas, sino que también les brinda una sensación de control y seguridad en situaciones difíciles. Si nos toca afrontar una desastre natural, el miedo y la sorpresa seguro estarán muy presentes, pero si los niños saben cómo actuar y qué necesitan, será más sencillo poner en práctica algunas acciones importantes. Aquí hay algunas formas de involucrar a tus hijos en la planificación preventiva:

Conversación abierta: Explícales de manera calmada por qué es importante estar preparados para emergencias. Utiliza un lenguaje adecuado para su edad y habla sobre diferentes tipos de situaciones que podrían ocurrir.

Participación activa: Invita a tus hijos a participar activamente en la creación de un plan y una mochila de emergencia. Pídeles que sugieran elementos que podrían ser útiles y explícales por qué cada elemento es importante.

Lista de verificación conjunta: Crea una lista de verificación junto con tus hijos. Esto les ayudará a comprender qué elementos son necesarios en la mochila y por qué se incluyen.

Roles y responsabilidades: Asigna roles y responsabilidades a cada miembro de la familia en caso de una emergencia. Esto les permitirá sentirse parte del proceso y tener un propósito claro,además de entender el por qué de cada una de las acciones que se tomen en el momento.

Contenido de la mochila de emergencia

Enséñale a tus hijos qué debe contener una mochila de emergencia

Es esencial que tus hijos comprendan que la mochila de emergencia no es solo un conjunto aleatorio de objetos, sino una herramienta diseñada para mantenerlos seguros y cómodos durante situaciones difíciles. En caso de un sismo de gran magnitud, podríamos estar incomunicados por varios días, sin electricidad, agua, refugio o alimento por lo que debemos cubrir todas las posibilidades de la mejor manera posible y explicar la utilidad de cada objeto o elemento a nuestros pequeños:

Agua y Alimentos no Perecederos: Estos elementos son vitales para resistir una emergencia, pues podría suceder que no sea seguro entrar de vuelta a nuestros hogares, por lo que no tendremos agua ni comida.

Linterna y pilas, una radio y batería extra para celulares: Podría ser que no tengamos electricidad y si hay escombros, debemos ver por dónde caminar para evitar accidentes luego de la emergencia. Muestra cómo una linterna puede brindarles luz en la oscuridad y cómo cambiar las pilas para que puedan ocuparse ellos si es necesario. Coloca también una batería externa con carga completa para los teléfonos, en caso podamos hacer llamadas y necesitemos alguna información específica. guarda baterías y una radio pequeña para escuchar reportes y mantenerse informado.

Botiquín de primeros auxilios: Enséñales la importancia de curar heridas leves y cómo usar los elementos básicos del botiquín. No olviden colocar alcohol,  pastillas analgésicas, antipiréticas, antihistamínicos, algún antibiótico de amplio espectro, curitas, gasa, vendas, esparadrapo y cualquier medicación especial que necesite un miembro de la familia, como un inhalador o medicinas para regular los componentes bioquímicos del cerebro. Es recomendable hacer una lista de lo que contiene el botiquín y para qué sirve cada cosa.

Mantas de emergencia y ropa de abrigo: Los fenómenos naturales simplemente suceden a cualquier hora y cualquier día, por lo que podrà ser necesario tener ropa de abrigo y una manta para protegerse del frío. decidan cuáles son las mejores opciones y guardenlas hechas un rollito para que ocupen menos espacio en la mochila.

Ropa interior: Unas cuantas mudas de ropa interior no son una mala idea y no ocupan mucho espacio.

Artículos de aseo persona: Un cepillo de dientes, pasta de dientes, gel antibacterial y toallas higiénicas o tampones, deben estar sin duda alguna en la mochila de emergencia, sobre todo si hay niñas en casa y están cerca a menstruar o ya lo hacen.                               

Documentos importantes: Habla sobre la necesidad de tener copias de documentos vitales como identificaciones y registros médicos.

Papel y lápiz: Nunca debe faltar una libreta y algo con qué apuntar anotaciones importantes en ella.

Enseñar a nuestros hijos sobre la preparación para emergencias es una inversión valiosa en su seguridad y confianza. No solo los capacitamos para enfrentar situaciones difíciles, sino que también les mostramos que la planificación y la colaboración familiar son herramientas poderosas. Así que, invita a tus hijos a ser parte activa de la creación de una mochila de emergencia y explícales por qué cada elemento es esencial. Juntos, construiremos una familia más fuerte y preparada para lo que el futuro pueda traer.

Anterior
Siguiente »

    Comentarios