Infecciones urinarias en niños: Síntomas, causas y prevención

  • hace 2 semanas

Los niños se caen explorando el mundo, ruedan al jugar, se resfrían con cada cambio de estación y a esto estamos acostumbrados y hasta preparados. Pero algunos accidentes o enfermedades nos toman por sorpresa y nos hacen notar cuán vulnerables son los niños. Una infección urinaria en los niños puede ser verdaderamente incómoda para nuestros hijos y más común de lo que desearíamos y, aunque puede ser alarmante, puede tratarse y desaparecer. Es por esto que es importante reconocer los síntomas, conocer las causas y tomar medidas preventivas para mantener a los niños sanos y felices. Si tienes dudas o inquietudes sobre la salud de tu hijo o hija, te recomendamos contar con un seguro de salud, donde tendrás evaluaciones y una orientación adecuada.

Hoy te presentamos una guía completa sobre este tema tan importante.

¿Cómo saber si un niño tiene infección de orina?

Los síntomas de una infección urinaria en un niño pueden variar según la edad y la gravedad de la infección. Algunas señales comunes incluyen:

  • Dolor o ardor al orinar: Los niños pueden quejarse de dolor, ardor o molestias al orinar. En los bebés, esto puede manifestarse como irritabilidad general y especialmente durante el cambio de pañales o enrojecimiento en la zona genital.
  • Orinar frecuente o urgente: Un aumento en la frecuencia y la urgencia repentina para orinar pueden ser señales de una infección urinaria. Dificultad para orinar o cantidades muy pequeñas de orina, pero con necesidad intensa de hacerlo. 
  • Orina con olor fuerte o turbia: La orina que tiene un olor particularmente fuerte, de aspecto turbio o de color naranja, puede indicar la presencia de una infección.
  • Dolor abdominal o en la espalda baja: Algunos niños pueden experimentar dolor abdominal o en la parte baja de la espalda debido a una infección urinaria.
  • Fiebre: En casos más graves, una infección urinaria puede provocar fiebre. Si su hijo presenta fiebre junto con otros síntomas, es importante buscar atención médica de inmediato.

Cuáles son las causas más comunes de una infección urinaria

Infecciones urinarias en niños: Síntomas, causas y prevención

Las infecciones urinarias en los niños suelen ser causadas por bacterias que ingresan al tracto urinario o por la forma interior de los conductos. Algunos factores que pueden aumentar el riesgo de infección incluyen:

  • Malos hábitos de higiene: No limpiar adecuadamente el área genital o no cambiar los pañales con la suficiente frecuencia puede permitir que las bacterias se acumulen y causen infecciones.
  • Retención de orina: No orinar con suficiente frecuencia puede permitir que las bacterias se multipliquen en la vejiga.
  • Anomalías congénitas: Algunos niños nacen con anomalías en el tracto urinario que pueden aumentar su riesgo de desarrollar infecciones.
  • Obstrucciones: Las obstrucciones en el tracto urinario, como cálculos renales o presión por estreñimiento crónico o frecuente, pueden dificultar el vaciado completo de la vejiga, lo que aumenta el riesgo de infección.
  • Calor: El ambiente cálido y húmedo puede favorecer el crecimiento bacteriano en el área genital, lo que aumenta el riesgo de infecciones urinarias. Por lo tanto, es importante que los niños eviten permanecer mucho tiempo con ropa húmeda o mojada, como trajes de baño, y que se cambien de ropa interior regularmente, especialmente durante el verano o en climas cálidos.
  • Ropa apretada o sintética: La ropa muy ajustada o hecha de materiales sintéticos puede producir humedad y generar irritación lo que promueve el crecimiento bacteriano. Se recomienda que los niños usen ropa interior de algodón y ropa holgada que permita una mejor ventilación y reduzca el riesgo de infecciones.

Posibles complicaciones de una infección urinaria

Una infección urinaria puede ser incómoda y dolorosa para cualquier persona y en especial para los niños, pero puede atenderse con relativa facilidad. Sin embargo, si no se tratan adecuadamente, las infecciones urinarias en los niños pueden provocar complicaciones graves, como por ejemplo

  1. Infecciones renales, en las que las bacterias pueden viajar desde la vejiga hasta los riñones, causando una infección renal, lo que agrava la situación.
  2. Daño renal por recurrencia, pues las infecciones urinarias que no terminan de irse o no son curadas a tiempo, pueden causar daño permanente en los riñones, afectando la función renal a largo plazo.
  3. Sepsis. En casos extremadamente raros, una infección urinaria no tratada puede provocar sepsis, una respuesta inflamatoria generalizada del cuerpo que puede poner en peligro la vida del paciente.

Cómo podemos prevenir una infección urinaria

Infecciones urinarias en niños: Síntomas, causas y prevención

Aunque las infecciones urinarias pueden ser bastante comunes en los niños, sobre todo en la temporada de calor, existen medidas sencillas que podemos tomar para ayudar a prevenir estas incómodas y dolorosas enfermedades. Empecemos por:

Fomentar la buena higiene: Enseña a tu hijo a limpiarse adecuadamente después de usar el baño, Si tienes bidet en casa, es una idea maravillosa utilizarlo. Cambia los pañales con bebé con regularidad.

Promover la hidratación: Asegúrate de que tu hijo beba suficientes líquidos, sobre todo agua, para ayudar a mantener el tracto urinario saludable y promover la micción regular.

Evitar el estreñimiento: El estreñimiento crónico puede aumentar el riesgo de infecciones urinarias en los niños. Ofrece a tu hijo una dieta rica en fibra y alimentos saludables para fomentar hábitos intestinales regulares.

No retener la orina: Invita a tu hijo a orinar cuando sienta la necesidad y no demorar el uso del baño. Es importante que los niños entiendan que no deben posponer la visita al baño para seguir jugando, pues su salud depende de ello.

Consulta médica regular: Realiza visitas regulares al pediatra para detectar y tratar cualquier problema de salud de tu pequeño. Observa cualquier práctica que pueda aumentar el riesgo de infecciones urinarias y presta atención a los comportamientos que pueden estar fuera de lo habitual.

¿Sabías que…?

Aunque existe la percepción común de que sentarse en un baño que no esté bien limpio puede causar infecciones urinarias, la evidencia científica sugiere que el riesgo real es relativamente bajo. Las infecciones urinarias generalmente son causadas por bacterias que ingresan al tracto urinario, y aunque es posible que algunas de estas puedan residir en superficies sucias, es poco probable que causen una infección a menos que entren en contacto directo con el área genital y luego se introduzcan en la uretra. Sin embargo, mantener una buena higiene personal y evitar el contacto directo con superficies sucias, sobre todo en los baños públicos, puede ayudar a reducir el riesgo de infecciones urinarias y otras enfermedades transmitidas por contacto.

Las infecciones urinarias en los niños son tratables, especialmente cuando se detectan y atienden a tiempo. Estar atentos a los síntomas, conocer las causas y tomar medidas preventivas, estamos asegurando la salud y el bienestar de nuestros pequeños. Siempre es importante consultar a un médico si sospechas que tu hijo puede tener una infección urinaria para recibir un diagnóstico y tratamiento adecuados.

Anterior
Siguiente »

    Comentarios