10 ejercicios de estimulación temprana para tu bebé

  • hace 2 meses

La estimulación temprana fomenta el desarrollo psicomotor y cognitivo de tu bebé. Esto se da a través de actividades divertidas para facilitar sus aprendizajes futuros. Asimismo, los ejercicios de estimulación temprana en los bebés son importantes para mejorar su flexibilidad y fortalecer sus músculos.

Como padre, es muy importante que te tomes algunos minutos al día para establecer contacto físico con tu bebé y apoyarlo en durante su crecimiento y desarrollo. Puedes comenzar con sesiones de 5 minutos y luego ir aumentando el tiempo (no más de 10 minutos).

10 ejercicios de estimulacion temprana para tu bebé

Dependiendo de los meses que tiene tu hijo, estos ejercicios van a variar. A continuación, te damos algunas recomendaciones para que los realices.

Ejercicios de estimulación temprana para bebés de 0 a 3 meses

Como recién estás comenzando y tu bebé es muy pequeñito, los ejercicios deben ser más suaves. Con estos movimientos tu hijo ganará mayor movilidad, experimentará nuevas sensaciones y despertará sus primeros estímulos.

  1. Toma sus manos y sus pies y juega con sus dedos, uno por uno. También puedes darle masajes.
  2. Echado boca arriba, coge las plantas de sus pies y llévale las rodillas al pecho. Repite 5 veces con cada pierna y poco a poco ve aumentando la frecuencia.
  3. Echado boca arriba, coge sus manos y realiza movimientos en círculo con sus brazos.
  4. Echado boca arriba, enséñale un juguete de colores a una distancia de 30 cm de sus ojos y muévelo de un lado al otro para que lo siga con su cabeza.
  5. Echado boca arriba, lleva la mano derecha de tu bebé hacia su hombro contrario con mucha suavidad. Repite con la mano izquierda. Luego cruza ambos brazos sobre el pecho.

Ejercicios de estimulación temprana para bebés de 3 a 6 meses

Conforme va creciendo tu bebé y va desarrollando sus habilidades motrices, debes agregarle a los ejercicios anteriores otros más complejos. También puedes empezar con los ejercicios boca abajo para que fortalezca los músculos de su cuello. Eso sí, respetando su tolerancia al ejercicio. Si lo notas cansado o molesto, es mejor parar. La idea es que sea una actividad divertida para ellos.

  1. Echado boca arriba, mueve sus piernas al estilo bicicleta.
  2. Haz palmadas con sus manos.
  3. Estando boca arriba, dóblale una pierna mientras extiendes la otra y ayúdale a girar hacia el lado de la pierna extendida. Repite el ejercicio con la otra pierna.
  4. Mientras esté boca arriba, toma sus brazos y súbelo lentamente hacia la posición de sentado.
  5. Pon a tu bebé boca abajo y coloca algunos juguetes frente a él para que trate de alcanzarlos.

ejercicios de estimulación temprana para tu bebé

Ejercicios de contacto físico y relajación para tus hijos

El contacto físico genera bienestar emocional y cuando te acercas corporalmente a tus hijos, estás generando una conexión emocional muy importante. De igual forma, los ejercicios de relajación son buenas herramientas para manejar sus emociones. Para esto, te dejamos algunas recomendaciones.

  1. Abraza a tu pequeño. Esto es positivo para ti y tu hijo. Genera una sensación de protección, cariño y seguridad. También fortalece el autoestima, reduce la ansiedad, genera buen humor y produce motivación.
  2. Practiquen la respiración profunda. Invita a tu hijo a tomar ejercicios de respiración para relajarse. Puedes hacerlo como un juego y que pueda tomarlo como un hábito. Pueden elevar sus brazos a la cabeza mientras se inflan al máximo (como globos), para luego comenzar a bajar los brazos lentamente expulsando todo el aire. También puedes colocar un juguete encima del estómago del pequeño, para que intente subir y descender a través de su respiración.
  3. Hazle masajes a tu bebé e hijos más grandes. Puedes hacerlo con crema para bebés de forma regular.
  4. Yoga para niños. Pueden iniciar con los movimientos más básicos y sencillos. Les ayudará a tener un estado de bienestar y relajación. También puedes matricularlo en clases de yoga para niños.
  5. Escuchen música. Esta activa el cuerpo y la mente, únicamente hay que descubrir cuál es la que más le agrada a nuestros hijos. La música clásica estimula las funciones del cerebro implicadas en el aprendizaje y por eso aumenta la memoria, la atención y la capacidad de concentración y comprensión. También se ven favorecidas la capacidad resolutiva numérica y promueve el razonamiento lógico.

Para que tus pequeños se sientan bien y se desarrollen al máximo, es importante que les de tu tiempo y dedicación. La estimularon temprana, el contacto físico y la relajación  aportan muchos beneficios a tus hijos y es muy sencillo. Pon en práctica estos consejos y tanto tu como tus niños se sentirán mucho mejor.

Fuente:

https://eresmama.com

Anterior
Siguiente »

    Comentarios